Actual

Documentos que tienden puentes

  • El Ayuntamiento devuelve a la Alhambra tres escritos históricos del siglo XVI que permanecían en el Archivo Municipal de la ciudad

El Ayuntamiento de Granada entregó ayer al Archivo de la Alhambra tres valiosos documentos históricos del siglo XVI, que hasta ahora estaban depositados por azar en el Archivo Histórico Municipal, aunque eran propiedad del monumento nazarí.

Durante el siglo XVI, la Alcaldía de Granada estaba en la Alhambra. Allí se gestionaban todos los asuntos, como sede de la Capitanía General del Reino. Su alcaide, entonces Luis Hurtado de Mendoza, era también Capitán General del Reino de Granada y su Costa.

Estos tres interesantes documentos vuelven de nuevo a su lugar original, la Alhambra. El alcalde, Paco Cuenca, los entregó ayer al director del Patronato, Reynaldo Fernández Manzano, definiendo el acto como un momento "histórico" de colaboración mutua. "La complicidad patrimonial entre la Alhambra y el Ayuntamiento de Granada se extiende no sólo al archivo sino a otro tipo de cuestiones", comentó.

Por su parte, Reynaldo Fernández Manzano calificó la entrega como una manera de "tender puentes" entre la Alhambra y el Ayuntamiento de la ciudad. "Trabajaremos juntos en temas patrimoniales y de restauración del Albaicín, entre otros asuntos que son símbolo de la sintonía que se pone de manifiesto con esta firma".

Margarita Jiménez Alarcón, directora del Archivo Municipal, explicó que los documentos se encontraron, "por casualidad", entre otros papeles de la época. "Por el tipo de letra y las rúbricas nos dimos cuenta que eran documentos que pertenecían a la Alhambra", subrayó. "Vimos que estaban catalogados en el Archivo de la Alhambra y que no eran municipales porque llevaban signaturas diferentes. Destaca, de manera legible, la firma del entonces alcaide, Luis Hurtado de Mendoza. Lo lógico es entregarlos a su lugar de origen".

La historia de estos legajos hace pensar en una novela histórica de episodios concatenados. El primero de los documentos está muy dañado. Describe en 5 hojas el desastre naval ocurrido en la bahía de La Herradura el 19 de octubre de 1562, cuando se hundieron 25 naves, de las 28 comandadas por Juan de Mendoza y Carrillo, capitán general de las galeras de España.

La flota venía de Cerdeña para auxiliar a las plazas de Orán y Mazalquivir. Estaban en Málaga, a causa del temporal buscaron refugio en la cala granadina, pero no sirvió de nada. El viento fue implacable y las hundió, con la consiguiente muerte de muchos marines. "Sabemos que desaparecieron bastantes personas pero saldrán a la luz más detalles cuando se estudien los documentos en la Alhambra, que están bastante deteriorados y necesitan varios cuidados", apuntó Margarita Jiménez.

El segundo documento, fechado en 1563, es una causa por la captura de un esclavo en Benamaurel -también dependiente de la Capitanía de la Alhambra- que viajaba en una de las galeras hundidas y que trató de aprovechar el naufragio para huir de su cautiverio, aunque no lo consiguió. Es el de más extensión, consta de 33 hojas. El tercero es un informe de dos páginas fechado en 1567 sobre cómo unos vecinos de La Herradura, extrajeron del mar una pieza de artillería de las galeras naufragadas.

El alcalde, Paco Cuenca, insistió en el "magnífico y riguroso trabajo" de los profesionales del Archivo Histórico Municipal que han hecho posible el hallazgo de unos documentos "que son historia viva de una época y que claramente deben volver a la Alhambra porque es allí donde se tomaban las decisiones. La Alhambra tenía competencias directas sobre todos los ámbitos provinciales. Por eso, hoy los devolvemos al lugar que debe custodiarlos".

Los documentos entregados ayer, que vuelven a la Alhambra 5 siglos después, para reunirse con sus otros "hermanos" continuarán siendo estudiados tras su restauración, según anunció la directora del Archivo, Bárbara Jiménez. Entre otras tareas es necesario reintegrar el papel que falta, pues las hojas están muy perforadas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios