Actual

Feliz cumpleaños, Strummer

  • Grupos granadinos como El Doghouse, Guerrero García o Antonio Arias rinden tributo durante tres días a la figura del líder de The Clash en diversos puntos de Almería, de cuya costa era un absoluto apasionado

"¡Un pálido-cola y salud!" Así es como solía festejar en Granada o en Almería cada 21 de agosto su cumpleaños. Con "pálido-cola" se refería al combinado de Ron Pálido de Motril con Coca-cola, su bebida favorita cuando estaba en Andalucía, y prácticamente desconocida en el resto del mundo. Y, desde que llegase a Granada, en octubre de 1984, siempre procuraría pasar el día de su cumpleaños o en la capital granadina o en la casa que poseía en Cabo de Gata en Almería. Ayer habría cumplido 60 años. Pero la muerte se lo llevó a los 50, aunque no el olvido. Almería lo recuerda estos días con música. Era Joe Strummer, el líder de The Clash.

La comarca de Níjar acoge durante tres días, desde ayer hasta mañana, un ciclo de conciertos y proyección de películas que, bajo la denominación de San Joe Strummer Festival, pretende recordar al legendario líder del movimiento punk de los años setenta y ochenta en Gran Bretaña, al gran enamorado de Federico García Lorca y de Andalucía, a un apasionado del flamenco cuyo sueño de conocer a Enrique Morente nunca llegaría a cumplirse.

En el festival participan entre hoy y mañana dos formaciones granadinas: El Doghouse, que contará con la colaboración de Antonio Arias, de Lagartija Nick y Guerrero García. La elección no es gratuita: en El Doghouse milita Richard Dudanski, el que fuera batería de The 101'ers, el primer grupo de rock que tuvo Joe Strummer en Londres antes de formar The Clash. En Guerrero García canta José Antonio García, ex vocalista de 091, el grupo al que Strummer produciría su segundo disco, Más de 100 lobos, en 1986. Es decir, todos eran amigos.

La terna musical la completó ayer la banda francesa Yosh, que se dedica a hacer versiones de reggae de temas de The Clash. Lo curioso es que, a lo largo de los tres días, los conciertos se celebran en sitios diferentes, todos ellos relacionados de alguna manera con Strummer, que siempre procuró pasar todos los meses de agosto en Andalucía.

Esta noche, en el Bar de Jo, en la localidad de Los Escullos, El Doghouse y Antonio Arias harán un repaso por algunos de los temas favoritos de Strummer, como El derecho a vivir en paz, de Víctor Jara, uno de los autores predilectos del líder del punk, o Straight to hell y The sound of sinners, de The Clash.

Mañana, en la sala Chamán, también en Los Escullos, actuará Guerrero García, con un repertorio que incluirá algún homenaje a Strummer. Con anterioridad se proyectará el documental Quiero tener una ferretería en Andalucía, de Carles Prats, que narra las andanzas de Strummer por Granada y Almería.

Joe Strummer apareció en Granada en octubre de 1984 buscando el rastro y la inspiración de García Lorca. En la ciudad conocería al grupo 091, del que se quedó prendidamente enamorado y al que insistió en producir en 1986. Desde entonces, el cantante británico nunca dejaría de visitar la ciudad.

En 1987, durante el rodaje de la película Straight to hell, de Alex Cox, en la que participaban gente de la talla de Dennis Hopper, Rick Dude, Courtney Love, Grace Jones, Elvis Costello o Jim Jarmusch, Strummer se quedó prendado con el desierto y la costa almeriense, en especial San José. Allí decidió comprarse una casa y pasar todos los veranos.

Durante sus estancias en España, Joe Strummer protagonizó curiosas anécdotas, como cuando, en 1985, se empeñó en ir a Víznar para tratar de encontrar la tumba de Federico García Lorca y desenterrarlo. Quiso incluso comprar picos y palas en una ferretería del pueblo hasta que su acompañante le hizo desistir de la empresa. Ése, y su pasión por las ferreterías, es el motivo del título del documental de Carles Prats, que se centra en entrevistar a todos los amigos que el autor de London calling, Should I stay or should I go? o Spanish bombs fue cosechando durante sus muy frecuentes visitas a España. También destaca la pasión que le produjo el Ron Pálido Montero de Motril, bebida que recomendaba a todo aquel que podía, como Willy de Ville. Una bebida que jamás podía faltar. Feliz cumpleaños, Strummer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios