Música hoy

La noche de Franz FerdinandUn debut por la puerta grandeLa metamorfosis más bailableMás de lo mismo, pero aún mejor

  • Inmersa en una trepidante gira internacional, la banda escocesa hace parada esta noche en el Coliseo de Atarfe para encender los ánimos con los ritmos de baile de 'Tonight', su tercer álbuml Kissogram abrirá el concierto a las 21.00 horas. Mando Diao actuará a las 21.45 horas y Franz Ferdinand a 23.00 horas.

Nadie dijo que ser los nuevos dandys del pop internacional fuese una tarea fácil, aunque parece que Alex Kapranos y los suyos han aprendido a llevar ese peso con bastante soltura. La noche del jueves los chicos de Franz Ferdinand ejercieron a la perfección su papel de estrellas de la música en Bilbao, primera de las tres paradas que los escoceses tienen en España para presentar en directo Tonight, su tercer y más arriesgado álbum. A la fiesta se sumó anoche Madrid, donde les esperaban con las entradas agotadas desde hace semanas, y esta noche hará lo propio Granada, donde la banda pretende convertir el Coliseo de Atarfe en un auténtico hervidero de ritmos bailables.

Franz Ferdinand saltó a la escena musical en 2004 con un disco homónimo pero nada habitual entre novatos. Canciones como Take me out se convirtieron rápidamente en auténticos himnos que han sobrevivido al paso del tiempo sin perder ni un ápice de brillo. Pronto le siguió otro álbum de muy parecida factura, You could have it so much better. Si bien no había grandes cambios en lo musical, la banda dio con él un paso de gigantes que le puso en una situación privilegiada en el movimiento indie.

Con un tercer disco planeando, el panorama se antojaba caprichoso para los de Kapranos. Si bien lo fácil habría sido continuar con la efectiva fórmula que tan buen resultado le había dado, la banda decidió dar un giro radical y, como si de una metamorfosis se tratase, explorar nuevos territorios para dar forma a Tonight. Ellos mismos lo afirmaban en su reciente paso por Valencia como cabezas de cartel del MTV Winter: "Hacen falta nuevas ideas". Así que con todo tan claro, qué mejor que dar una vuelta de tuerca a sus propios credenciales y buscar todos los sonidos que unos músicos de primera son capaces de cocinar.

En Tonight, los Franz Ferdinand han jugado con todo. Hay electrónica, y mucha. Hay pop, por supuesto. Hay hasta un punto de psicodelia. Y hay, como no podría ser menos en su caso, auténticos hits como Ulysses, No you girls o Lucid Dreams, que van camino de compartir trono con otros pesos pesados de los de Glasgow como Do you want to o la misma Take me out.

Alex Kapranos reconoce abiertamente y sin sonrojarse sus influencias musicales, que van de Roxy Music a Talking Heads, entre la segunda mitad de los 70 y la primera de los 80. "Hay cosas que nos gustan de las pasadas décadas, pero preferimos vivir nuestro propio presente que del pasado de otros", reconocen, aunque entre los más jóvenes valoran muy positivamente la música de grupos como Arctic Monkeys, Metronomy o Hot Chip.

Convencidos de que, ya que la crisis económica mundial afecta a todos "hagamos lo que hagamos", los Franz Ferdinand siguen buscando un rayo de luz entre el panorama tan oscuro que existe actualmente en la industria discográfica, donde las ventas de CD caen cada año mientras suben las descargas por internet y regresan a las tiendas los tradicionales vinilos, su formato "favorito" para escuchar música. "A la gente le sigue gustando la música" y por esa razón asiste masivamente a los conciertos y festivales", señalaron en su último paso por España.

Pero lo de Franz Ferdinand podría ser una raya en el desierto. Desde su primer álbum, la banda ha editado todos sus trabajos bajo el sello Domino Records, quien ha hecho todo más fácil para que los chicos movieran su música sin fronteras y se hicieran conocidos en el mundo entero.

Al igual que en el resto de sus actuaciones en España, los de Glasgow vienen arropados por unos teloneros de primera. Los primeros en saltar al ruedo del Coliseo serán los miembros de Kissogram. La cita será a las 21.00 horas y, apenas 45 minutos después, tomarán el relevo en el escenario los suecos Mando Diao, que llegan armados con las canciones de su recientísimo Give me fire y dispuestos a reivindicar que ellos son tan cabeza de cartel como sus amigos de Glasgow, con los que viene ya siendo una tradición que coincidan.

La cita de esta noche, para la que aún quedan entradas a la venta, será la última oportunidad de ver a Franz Ferdinand en España en directo antes de su paso por el Fib Heikenen, donde serán unos de los platos fuertes junto a Kings of Leon, Oasis y The Killers.

Pocas bandas pueden presumir de tener un debut tan contundente como Franz Ferdinand. Vendieron más de 5 millones de copias de su primer álbum y su canción Take me out se coló a lo grande en el tercer puesto de las exquisitas listas británicas de éxitos. Un Mercury Music Prize y un Brit Award a la Mejor Banda Británica pusieron a los de Glasgow en el punto de mira de la escena independiente internacional a estos cuatro amigos que habían empezado en esto de la música más por diversión que por otra cosa. Otros temas como Jacqueline, Tell her tonight, The dark of the matinée, This fire o Come on home arroparon el éxito arrollador de este álbum homónimo que les puso a idéntico nivel de bandas de mayor trayectoria como The Strokes o Arcade Fire.

Si los dos primeros discos de Franz Ferdinand podrían haber pasado a la perfección por las dos partes de un mismo trabajo, este tercer Tonight ha venido a demostrar lo más difícil: que es posible renovarse de los pies a la cabeza sin perder el norte y seguir haciéndolo endiabladamente bien. Por lo demás, música muy nocturna, casi tanto como el título del álbum, y un sinfín de locuras musicales que han pasado hasta por guitarras más punk, coqueteos peligrosos con la electrónica y los sintetizadores para delirio de dj's de medio mundo y hasta la creación de sonidos con varios de los huesos de un esqueleto humano. para incluir sintetizadores y hacer una música ideal para las pistas de baile de las discotecas. Ulysses ha sido el primer single de un álbum en el que hay mucho por escuchar, desde las bailables Live alone, Turn it on, Can't stop feeling, Send him away o No you girls never know hasta las más líricas como Twilight omens o Dream again. Sin duda, no sólo el disco con el que los reyes del indie reivindican a gritos su trono, sino también el mejor para escuchar enterito en directo.

You could have it so much better... fue el fuego que venía esperando ardientemente la mecha de Franz Ferdinand. El grito de Do you want to se convirtió en el lema de todos los que, al igual que ellos, hacen de la fiesta su refugio. El álbum fue uno de los más escuchados ese año y su portada, una de las más copiadas de toda la historia de la música, con cientos de versiones similares entre muchas bandas que estaban dando sus primeros pasos por aquel entonces. Los ritmos más bailables se empezaban a acentuar, aunque canciones como The fallen, This boy, Walk away, You're the reason I'm leaving, Eleanor put your boots on o What you meant sonaban más bien a un intento por adentrarse tan sólo en pequeños cambios en un terreno ya de sobra conocido y transitado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios