Actual

García Montero "sueña" con exportar el Instituto Cervantes a Washington

  • El poeta manifesta su deseo de abrir nuevos centros del organismo público, entre ellos uno en la capital estadounidense, pero también baraja la idea de trasladarse a otros continentes como Asia o África Subsahariana

Luis García Montero, acompañado de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Educación, Isabel Celaá. Luis García  Montero, acompañado de la  vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Educación, Isabel Celaá.

Luis García Montero, acompañado de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y la ministra de Educación, Isabel Celaá. / Efe

Comentarios 1

El nuevo director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, afirmó ayer que "sueña" con la apertura de nuevos centros de este organismo en las ciudades estadounidenses de Washington y Miami, así como expandir la difusión del español en el África Subsahariana y Asia.

Montero manifestó este deseo durante el discurso que pronunció en la toma de posesión de cargo de director del Instituto Cervantes, el mayor organismo dedicado a la difusión y promoción del idioma español, en el que reivindicó la "perspectiva iberoamericana" como una "necesidad en la Europa del Brexit" y en la "defensa de los derechos humanos en cualquier parte del mundo".

El poeta ofreció un discurso repleto de alusiones literarias, repilcando a Don Quijote

En un discurso repleto de alusiones literarias, donde Montero simulaba replicar al gran personaje Don Quijote, el nuevo director del Instituto Cervantes, calificó el español "y sus culturas" como "una columna vertebral" que permite reafirmar, según el también poeta y catedrático, los principios del organismo, así como la difusión de "las culturas de las nacionalidades y regiones que integran la nación española", proclamó el granadino.

García Montero también manifestó su agradecimiento tras haber sido designado nuevo director del Instituto Cervantes por el gobierno del socialista Pedro Sánchez. Ante decenas de invitados, entre los que se encontraba la vicepresidenta Carmen Calvo y varios ministros, el poeta granadino aseguró que asume el cargo con "responsabilidad" a la que se abrazan la "exigencia y la ilusión".

"A los 60 años de edad, cuando he vivido tantos momentos diferentes de la historia de España, agradezco la oportunidad que se me da de compartir en mi oficio una vocación cívica y un tiempo nuevo para la democracia española", afirmó antes de citar a Antonio Machado y a Ángel González, y recordar a su "maestro", el también escritor Francisco Ayala.

El nuevo director del Cervantes se refirió a sí mismo como "uno más de todos los cargos públicos que, después de años de recortes, se pondrá en cola y pedirá al Estado un poco de oxígeno no sólo para cumplir con la tarea encomendada, sino para tratar con dignidad al mayor patrimonio de esta institución, el patrimonio humano", dijo García Montero en referencia a los trabajadores del organismo público y los recursos destinados a las actividades académicas, culturales, directivas y administrativas del Cervantes.

García Montero terminó su discurso recitando su poema Un idioma, dedicado a las palabras, que considera "un lugar de resistencia contra esa bellaquería posmoderna y agónica que ha dado en llamarse posverdad", y lo hizo como "una forma más de prometer" por su conciencia que cumplirá con las tareas asumidas como director del Cervantes.

"Más constantes que el odio y la avaricia, más fuertes que el rencor y las prisiones, más heroicas que el sueño de un ejército, más flexibles que el mar, han sido las palabras", son los últimos versos del poema, que provocaron una explosión de aplausos entre los asistentes al acto, celebrado en la sede del Instituto Cervantes de Madrid.

La toma de posesión de García Montero reunió, además de la vicepresidenta Calvo, a varios ministros del Gobierno de Pedro Sánchez, como el titular de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Josep Borrel; la de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá; el de Cultura y Deporte, José Guirao; y la de Justicia, Dolores Delgado.

Además de personalidades políticas, García Montero logró reunir en para su discurso a diversos rostros del mundo de la cultura como los cantantes Joaquín Sabina y Miguel Ríos, los cineastas Fernando León de Aranoa y Emilio Gutiérrez Aragón, los escritores Benjamín Prado y Almudena Grandes, o las actrices Nuria Espert o Pilar Bardem, entre muchos otros.

También se pudieron ver al ex secretario general de UGT Nicolás Redondo, el portavoz del PSOE en la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo, y el ex coordinador federal de Izquierda Unida Cayo Lara. Cabe recordar que García Montero fue el candidato del partido que ahora ahora coordina Alberto Garzón a la presidencia de la Comunidad de Madrid en las elecciones autonómicas de 2015.

Luis García Montero ha relevado a Juan Manuel Bonet, que fue nombrado director del Instituto Cervantes en enero de 2017 procedente del centro de la institución española en París. Montero es poeta y catedrático de Literatura Española en la Universidad de Granada, autor de once poemarios y varios libros de ensayo con los que ha logrado el Premio Nacional de Literatura, el Premio Nacional de la Crítica o el Premio Loewe, entre otros galardones.

El Instituto Cervantes es un organismo público, dependiente de los ministerios de Exteriores y Educación y Formación Profesional, que actualmente cuenta con 87 centros distribuidos en 44 países por los cinco continentes y dos sedes más en España, situadas en Madrid y Alcalá de Henares. Su objetivo es la enseñanza y promoción de la lengua española y también promueve y difunde la cultura de España e Hispanoamérica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios