Actual

Griñán inaugura el Planetario Digital, "una fuente de conocimiento"

  • El presidente de la Junta define al Parque de las Ciencias como una de las inversiones "más rentables" y que convierten a Granada en "la ciudad de las ciencias, el conocimiento y la cultura"

Más allá del "misterio insondable" que para el presidente de la Junta de Andalucía supone la inestabilidad de los mercados financieros, José Antonio Griñán fue testigo ayer de otro tipo de misterio que ha mantenido y mantiene en vilo aún al ser humano. Sin duda, es un misterio absolutamente distinto y atractivo. Los secretos del Universo siguen suscitando preguntas pero ayer Griñán descubrió en el Parque de las Ciencias cómo la tecnología se alía con la ciencia para hacer realidad un sueño que la humanidad ha tenido desde hace más de 2.000 años: mirar al Universo.

El presidente de la Junta visitó ayer por primera vez el museo granadino. Era un día grande. El Parque inauguraba el nuevo Planetario Digital que permitirá a los espectadores hacer un viaje por el Universo en 360º. "Este nuevo apoyo tecnológico va a significar no sólo un observatorio para ver, sino un observatorio para entender y conocer". Será, dijo Griñán, "una fuente de conocimiento no sólo para los granadinos, también para las personas que vengan de fuera". El presidente de la Junta destacó poco antes de entrar al Parque de las Ciencias que es un signo más de "avance y progreso" para un museo que definió como "una de las inversiones más importantes y rentables" y que hacen de Granada "la ciudad de las ciencias, del conocimiento y de la cultura".

El Planetario generará por primera vez una imagen de video a cúpula completa a través de sus cinco proyectores, lo que lo convierte en el planetario más avanzado de los quince que existen en España. Es gracias a la incorporación del sistema de video fulldome, la última tecnología de proyección digital que sustituye las diapositivas y permite proyectar una única imagen de video en toda la cúpula.

El presidente entró en el Planetario acompañado del director del Parque de las Ciencias, Ernesto Páramo, y primeras autoridades del consorcio. Su primer saludo, una vez dentro, fue para el catedrático de Física y Química Vicente López, asesor científico del museo y colaborador del programa de Canal Sur Tecnópolis, a quien nada más reconocer dedicó, además de un apretón de manos, un simpático: "¡Hombre! pero si está aquí el actor más televisivo". Tras el saludo, tomó asiento junto al resto de visitantes en una sala abarrotada y que quedó a oscuras.

Mirando al Cosmos

"La astronomía es la ciencia más antigua de la humanidad". Con estas palabras presentó Ernesto Páramo lo que allí se iba a ver. "El universo siempre ha suscitado preguntas; las preguntas, mitos y de los mitos se ha pasado a las respuestas. Nuestra especie no se conformó y buscó respuestas, desde Hipatia a Galileo o Einstein. Somos mamíferos curiosos". El director del Parque dio antecedentes a los espectadores: 132.000 personas pasan cada año por el planetario y era necesario mejorarlo. "Es un salto tecnológico a favor del conocimiento puesto que no sólo ayudará a los visitantes a observar el Universo sino que será muy útil a los científicos para realizar mediciones o en el caso del Máster Universitario en Física y Matemáticas", algunas de cuyas sesiones se imparten en el Planetario. Subrayó finalmente Páramo: "Si no avanzas, retrocedes". Y el Parque de las Ciencias, en este sentido, no se queda atrás.

Un equipo de astrónomos se encargó de guiar al espectador tumbado cómodamente en unos asientos idóneos para mirar hacia la cúpula. La oscuridad y el silencio ayudaban a la contemplación de las 6.500 estrellas que fueron apareciendo cuando la vista se acostumbró. "Es el número máximo de estrellas que el ser humano puede ver", avisó un astrónomo.

Con esta nueva tecnología será posible un viaje al Universo en 360º y desde cualquier punto a través de la plataforma Digital Universe creada por el Museo Americano de Historia Natural de Nueva York y la NASA que contiene información exhaustiva del Cosmos y permite su recreación en tiempo real y en directo gracias a sesiones de Planetario en vivo.

Incluye las siguientes sesiones: Evolución, en el que se narra de forma paralela la evolución del Universo y la evolución de las especies; Historias de la Luna, que ofrece un recorrido por el satélite, sus historias y sus características; Las estaciones del año, que muestra cómo es el cielo en cada estación y explica conceptos como el movimiento de rotación y traslación de la Tierra; Un ratón en la Luna, especialmente dedicado al público infantil que relata las aventuras del ratón Ulises en la Luna y El Universo de Lorca, producción que gira en torno al poeta Federico García Lorca.

Un recorrido especial

Ayer, apareció primero en la cúpula del Planetario un cielo polucionado, parecido al que vemos normalmente. El observatorio permite, sin embargo, asistir a una imagen privilegiada: 'borrar' la polución y dejar sólo el cielo plagado de estrellas. Permite también simular el giro de la tierra o descubrir por qué el Universo es un calendario. Se vio allí cuál será el lugar preciso en el que se encontrará el sol el próximo 7 de junio: estará próximo a la constelación de Orión.

El Planetario ofrece imágenes impresionantes del Universo. No sólo puede simular eclipses, ver al mismo tiempo el sol y las estrellas o viajar allá donde sólo han ido las sondas espaciales, como Saturno. Es un "salto inmenso" porque ofrece imágenes en tiempo real y permite viajar en un solo segundo a cualquier parte de Andalucía o de Nueva York.

La nueva 'herramienta' con que cuenta el Parque de las Ciencias es un ejemplo más de la importancia que este museo da a la divulgación. Ejemplo de ello es que sólo veinte minutos bastan para entender cómo se formó el Universo y cómo de grande es su inmensidad y antigüedad. Si se contara su vida en una película que transcurriera en un año, de enero a diciembre, los seres humanos no aparecerían en ella hasta el 31 de diciembre, como explicó el astrónomo que guió a los espectadores por este viaje: "Los últimos catorce segundos de esa supuesta película serían para los 2.000 años de nuestra era cristiana".

La colisión de la tierra con un cuerpo del tamaño de Marte fruto de la cual se formó la luna, el origen de la vida con las primeras células, los más raros animales que alguien pueda imaginar, la explosión de una supernova, las nebulosas de colores, los agujeros negros, Darwin a bordo del Beagle, la evolución... fueron apareciendo en la cúpula del Planetario y haciéndolo todo mucho más comprensible y cercano.

Después se hizo de nuevo la luz y Griñán siguió con su visita, entre otros espacios, por el Pabellón Viaje al Cuerpo Humano, la exposición Animales de museo. El arte de la taxidermia, el Pabellón de Al Andalus y la Ciencia, el Mariposario Tropical, ha asistido al Taller de Aves Rapaces y algunas de las salas del Edificio Péndulo de Foucault.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios