Actual

Hermanas de armas poéticas

  • La Biblioteca de Andalucía acoge unas jornadas de homenaje a la granadina Elena Martín Vivaldi y la portorriqueña Julia de Burgos, dos mujeres adelantadas a su tiempo

El padre del hermanamiento entre Elena Martín Vivaldi y Julia de Burgos es el artista granadino José Manuel Darro. El pintor fue amigo de la poeta granadina, "compañera en la poesía y en la ética de la vida". La califica como una mujer "intachable" y todo un símbolo de la lucha femenina, que estudió en la Universidad cuando ninguna mujer lo hacía, llevaba pantalones, fumaba, iba sola a las cafeterías y se relacionaba con naturalidad con los poetas jóvenes... Por su parte, la escritora portorriqueña, de quien se cumplen 100 años de su nacimiento, obtuvo su título de magisterio en la Universidad de Puerto Rico a los 19 años de edad y comenzó a escribir bajo la influencia de Rafael Alberti y Pablo Neruda. En 1936 se unió a las Hijas de la libertad, rama femenina del Partido Nacionalista de Puerto Rico que promovía el ideal de independencia. Murió de pulmonía en un hospital del barrio de Harlem, en Nueva York, a la edad de 39 años. Debido a que nadie reclamó su cuerpo y a que no llevaba ninguna identificación, la ciudad la enterró bajo el nombre de Jane Doe. Ahora, más de 60 años después, muchas avenidas, hospitales, parques y bibliotecas llevan su nombre en su país natal para rendir homenaje a una autora que, en la década de los treinta, escribió poemas como Yo misma fui mi ruta, en el que alentaba a las mujeres a que tuvieran conciencia de tres factores muy importantes: su potencial femenino, el manejo de sus propias vidas y no sentirse inferiores. "En Puerto Rico es el equivalente a Federico García Lorca", señala José Manuel Darro, autor de la exposición Afinidades sensitivas con la que complementa las jornadas de estudio que arrancaron ayer.

La primera escritora que se cruzó en el camino de Darro fue su paisana, con la que colaboró en distintos proyectos que unían la pintura y la poesía. En 2007, con motivo del centenario del nacimiento de Elena Martín Vivaldi, fue invitado al Museo de Arre Contemporáneo de Puerto Rico, así que enlazó en esta exposición las figuras de la granadina y de Julia de Burgos, "una mujer que hizo una poesía de una fuerza tremenda" y que conoció a través de un alumno de Francisco Ayala, Franciso Pabón, catedrático jubilado de la Universidad de Nueva York que también estará presente en este doble homenaje. Este encuentro se produjo a mediados de los ochenta, y desde entonces, Darro comenzó a buscar lazos entre ambas escritoras. Con este profundo conocimiento ha sido invitado este año a distintos simposios internacionales que se han realizado por el centenario de la autora portorriqueña, en la Biblioteca Nacional de Santo Domingo y en la Universidad del Sagrado Corazón de Puerto Rico.

A raíz de aquí, José Manuel Darro tuvo la idea de unir a las dos escritoras en Granada. "Los hermanos no tienen que ser iguales, pero ambas son mujeres luchadoras, incluso en el caso de Julia de Burgos se da la circunstancia de que nació en el seno de una familia humilde y tuvo que luchar también contra la adversidad en el plano económico", señala al artífice de esta encuentro de dos poetas que no llegaron a conocerse personalmente.

Elena Martín Vivaidi, de las pocas de su generación que pudo estudiar

De Burgos luchó por los derechos de las mujeres.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios