Actual

'Human Evolution' pide a los autores corregir el artículo del diente de Orce

  • La revista ha retirado el texto de forma temporal para que se realicen cambios, aunque los autores rehusan hacer declaraciones

Comentarios 2

Cuando el día 1 de marzo Isidro Toro y Bienvenido Martínez presentaron el diente fósil del humano más antiguo de Europa se preveían movimientos en la comunidad científica, pero no se sabía de qué tipo. Más tarde, el 5 de marzo, el artículo se publicó en la revista científica Journal of Human Evolution, una de las más prestigiosas de la materia. La misma que ahora ha decidido retirarlo sin dar ninguna explicación, al menos pública.

La polémica -que empezó en la misma rueda de prensa en la que se presentó el hallazgo y el descubrimiento a raíz de las declaraciones de los autores del artículo sobre los trabajos de otro investigador del yacimiento ya fallecido, José Gibert- no ha hecho más que recrudecerse. Si el hijo del profesor Gibert, el geólogo Luis Gibert, ya salió al paso sobre las referencias que los dos investigadores realizaron sobre los descubrimientos de su padre en Orce, ahora también ha querido opinar sobre la retirada.

"Al leer el trabajo, comprobamos sorprendidos que en la publicación se evita hacer cualquier referencia a la primeras investigaciones en el yacimiento de Barranco León realizadas por José Gibert, algo que muestra falta de rigor y profesionalidad", comentaba ayer Luis Gibert, para quien "no es aceptable que se ignore el trabajo realizado allí con anterioridad" porque "este yacimiento no surge de la nada y la publicación tendría que explicar cuándo se hizo la primera excavación y quien la dirigió".

"En una publicación sobre Barranco León no se puede ignorar todo lo que José Gibert y colaboradores publicaron sobre arqueología, paleontología humana y edades del yacimiento. Toda esa información existe y está disponible online y en las bibliotecas", afirma el geólogo, que trabajó en Orce junto a su padre y saca a colación "la ética editorial de Elsevier, la cual obliga a los autores a citar los trabajos previos, especialmente si se utilizan datos ya publicados".

Por su parte, Bienvenido Martínez rehusó ayer hacer declaraciones sobre la cuestión. "Las haré cuando aparezca el artículo corregido" pero sí señaló que "el editor se ha visto presionado para tomar esta decisión, no hace falta que diga por quién". "Sí quiero recalcar que nadie ha dicho que se haya retirado por cuestiones éticas", dijo Martínez.

Por otro lado, Gibert asegura "que no se puede hablar de un primer resto humano si ya está descrito otro en el yacimiento": "Ese fósil forma parte del registro científico e ignorarlo supone introducir confusión". "Tampoco se puede asignar una edad de 1,4 millones de años al yacimiento sin considerar dataciones previas publicadas en revista de prestigio de la misma editorial en 2007 por Scott, Gibert y otros investigadores", menciona el investigador, quien en referencia a las causas de la retirada del artículo, asegura no tener noticias al respecto: "No conozco con exactitud las razones que han llevado a la revista a retirar temporalmente el trabajo, pero entendemos que al haber sido los editores alertados de estas irregularidades por parte de diferentes científicos y editores, y al comprobar estos que las quejas eran fundadas, la editorial ha decidido iniciar una investigación".

Sin embargo, el hijo del paleontólogo no oculta su satisfacción por lo ocurrido con el artículo. "Confío en que estos acontecimientos como mínimo sirvan para que en futuras publicaciones se citen todos los trabajos de referencia de José Gibert y colaboradores que se hicieron en Orce con mucho esfuerzo y pocos recursos". "Recuerdo que sin ese trabajo previo ahora no estaríamos hablando de ningún diente fósil en Orce ni de un futuros hallazgos", hace hincapié Gibert, quien puntualiza que se alegra de la publicación de este hallazgo y de la aparición de este artículo. "No quiero que se me confunda, me alegra que aparezcan nuevos restos humanos en Orce, era previsible y valida las hipótesis de mi padre".

Lo que tampoco oculta el investigador es su interés en poder volver a trabajar en Orce. "Después de que la Consejería de Cultura optara por un concurso arqueológico en el que solo participó un equipo, soy consciente de que no excavaré nunca en Orce. Pero no me resigno a no trabajar en la geología de Orce, especialmente en lo referente a las edades. Dudo que nadie defienda mejor que yo la antigüedad de los yacimientos de Orce, en mi opinión bastante más antiguos que los de Atapuerca", afirma Gibert, quien confía "en que la administración reflexione sobre todo lo que esta pasando" y le ayude a investigar "como mínimo en ese ámbito". "Creo que es justo y necesario".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios