Actual

Irving ayudó a que se tomara conciencia de la importancia de la Alhambra

  • El autor popularizó el monumento y lo dotó de una "mitología" con sus leyendas

La gran difusión que Washington Irving hizo de la Alhambra a través de su libro Cuentos de la Alhambra, publicado en 1832, propició que en pocos años se tomara conciencia de la importancia del monumento nazarí y de la necesidad de una mejor conservación del mismo.

Ésta es una de las conclusiones del curso de verano que se celebra en la sede Antonio Machado de la Universidad Internacional de Andalucía (UNIA) en Baeza para analizar el libro de Irving dentro de los actos del 150 aniversario de su muerte.

Según explicó María del Mar Villafranca, directora del Patronato de la Alhambra y el Generalife y codirectora del curso, Irving "popularizó" el conocimiento de la Alhambra y la dotó de una "mitología", enriqueciéndola con una serie de leyendas y tradiciones orales.

Irving estuvo en Granada, según Antonio Garnica, codirector del curso, en dos ocasiones: la primera en 1828, cuando pasó 15 días "muy intensos", "frenéticos" en los que visitó todos los lugares de la Alhambra, y la segunda en 1829, cuando durante tres meses disfrutó del monumento.

Ahora, una de las principales fuentes de información que acercan a Irving son las cartas que mandaba a sus familiares y amigos dando este tipo de consejos, aparte de sus diarios, que "son bastante complejos", según el catedrático, quien aseguró que "la literatura que se desarrolla en algunas de estas cartas es de más calidad que la existente en muchas de sus obras".

La recopilación más completa, según Garnica, es la que realizó en los años 70 un editor de Boston, que contempló todas las cartas de Irving, repartidas en distintas bibliotecas y universidades norteamericanas que "hasta ahora se han encontrado". Así, el catedrático indicó que mucha de esa correspondencia "ya ha sido publicada aunque no traducida".

El catedrático también consideró que Irving es el escritor extranjero "al que más le gustó España". El impacto de su obra trajo hasta la Alhambra personalidades como el ex presidente de Estados Unidos Bill Clinton, a pesar de que "no fue el primero que habló de ella".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios