Actual

Juan Pinilla, entre los más grandes

  • Huétor Tájar inaugura una peña flamenca dedicada al joven cantaor granadino, convertido en uno de los de mayor proyección nacional tras sus éxitos en Las Minas

Cuentan que Camarón marchó a Barcelona a inaugurar una peña con su nombre cuando tenía treinta años. Un récord que casi se superó la noche del viernes, cuando aficionados del pueblo de Huétor Tájar, respaldados por el Ayuntamiento, decidieron abrir su peña con el nombre de su hijo más querido, con el cantaor más joven y, a la vez, quien ha llegado más lejos y seguirá subiendo. Porque, apoderándome de unas palabras que pronunció Paco Espínola, "Juan Pinilla no crece, se agiganta".

Con sólo 27 años, Pinilla gravita en la cresta de las olas desde que fue galardonado con la Lámpara Minera en el Festival Internacional de Cante de las Minas de la Unión. Llevaba años intentándolo y trayéndose algunos primeros premios, pero no fue hasta la edición de 2007 cuando se impuso sin condiciones. Durante esos años, siete o más, ha ido avanzando como cantaor, como artista, como persona. Ha reunido a su alrededor, en su pueblo, un club de seguidores, de los que partió la iniciativa de abrir una peña flamenca en su nombre. Inútilmente él se queja, refiriendo con humildad el nombre de otros cantaores cercanos, ya desaparecidos. Pero no hay más que hablar. La Peña Flamenca Juan Pinilla de Huétor Tájar ya es una realidad.

Entre los invitados al estreno se contaban personajes de la política ("de los tres partidos", apuntó Pinilla en su intervención); de la cultura, como el poeta Manuel Ruiz Amescua, y artistas, sobre todo artistas del flamenco. También hicieron acto de presencia las peñas de Granada. La Platería, la decana, apadrinó el bautizo de la recién nacida peña de Huétor. Otras, como La Parra de Huétor Vega, Eva la Yerbabuena de los Ogíjares, Manolo Ávila de Montefrío, La Zahareña de Monachil y Frasquito Yerbabuena de Cúllar Vega también quisieron respaldar este acontecimiento.

Tras los preliminares protocolarios con las intervenciones del presidente de la peña, Juan Jaimez; el alcalde de la localidad, Fernando Delgado; y la diputada de cultura, Asunción Pérez Cotarelo, llegó el momento. Pocas veces un escenario ha estado tan nutrido. Nunca tanto altruismo artístico en tan pocos metros cuadrados.

Al cante estuvieron, aparte del mismo protagonista, Curro Albayzín, Antonio Trinidad, Antonio Colorao, Antonio Gallegos, Curro Andrés, Manuel Palma 'El Zahoreño', Aroa Palomo y Judith Urbano. A la guitarra les secundaron Luis Mariano, Francisco Manuel Díaz, José Manuel Cano y Carlos Zárate. Al baile, Manuel Liñan, Jara Heredia, Anabel Moreno y Silvia Lozano. Además, entre el público se encontraban, sin subirse a las tablas por diversos problemas, Mariquilla, Rebeca, La Sensi, Manuel Carvajal, Tatiana Garrido y muchos aficionados. Y es que Juan Pinilla es ya uno de los más grandes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios