Actual

Julián Granado dedica su última novela a los que perdieron 'el tren de la Transición'

  • 'La infancia desdichada de Seoane' cuenta la historia de estos "atípicos de los setenta"

El novelista sevillano Julián Granado ha dedicado su última novela, titulada La infancia desdichada de Seoane , a un "retrato generacional" de los "atípicos de la Transición" que, según el escritor, "formando parte de una generación de triunfadores, perdieron ese tren".

Granado, que ha dedicado novelas al ministro liberal Mendizábal, al pedagogo Francisco Ferrer Guardia y al general Queipo de Llano, puso en este caso el punto de mira sobre una generación que podría ser la suya, los niños del 'tardofranquismo' que tuvieron que desprenderse de unos valores para adaptarse a los de la nueva democracia.

El autor apuntó que en su nueva novela que "tarde o temprano, todo autor incurre en la autobiografía, no para contar su propia historia, sino la de su tiempo", y añadió que, precisamente, "de eso debiera ocuparse la memoria histórica, de desenterrar el tiempo perdido, y no los cadáveres de sus víctimas y asesinos".

Julián Granado apostilló sobre sí mismo que "sería desleal con la memoria de su tiempo si continuara aceptando en silencio esa interesada convención de que la indignidad franquista está 'enterrada y bien enterrada' bajo la losa de la Transición".

Y añadió : "Lo que pretende esta novela es exhumar la arqueología de aquel tiempo, sirviéndose del niño Fidel Seoane", uno de esos personajes cuya existencia equivale a "una vida con el paso cambiado".

Según el autor, "por la retina pura y dolorida del muchacho irán desfilando los fotogramas de un régimen terminal, en su versión pedagógica de 'mala' educación".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios