Exposición en el Carmen de los Mártires

Maestros de la innovación guitarrera

  • Figuras como Pernas o Caro aportaron sus ideas a este instrumento

Guitarras que se exhiben en el Carmen de los Mártires. Guitarras que se exhiben en el Carmen de los Mártires.

Guitarras que se exhiben en el Carmen de los Mártires. / Álex Cámara

A mediados del siglo XVI existe constancia de artesanos, llamados vigoleros, que construían en Granada instrumentos musicales de cuerda. Aquella protoindustria guitarrera se desarrolló en los siglos posteriores. La guitarra, como tal, más antigua de la que se tiene constancia de la renombrada Escuela Granadina data de 1792, obra de Rafael Vallejo y que en la actualidad forma parte de las piezas del Victoria and Albert Museum de Londres. El de Vallejo es uno de los nombres que figuran dentro de la pequeña muestra del Carmen de los Mártires, que en estos días exhibe instrumentos, imágenes y documentos que permiten conocer a algunas de las figuras más destacadas de esta singular industria.

Una de esas figuras es José Pernas, maestro de Antonio de Torres, “considerado el mejor guitarrero de la historia” –tal y como se puede leer en la exposición– y creador de la guitarra clásica y flamenca. De Pernas, el maestro de De Torres, se muestran varias piezas. Entre ellas, una guitarra de 1851 en la que aparecen algunas de las innovaciones que luego aplicó con éxito su renombrado discípulo.

Otra figura en esta historia es la de Agustín Caro, que también realizó innovaciones claves para el desarrollo de este instrumento en el siglo XIX. Otra de las figuras es la de Rafael Ortega. Marchó a Madrid, donde formó a Santos Hernández, otro legendario guitarrero que bebió directamente de la tradición granadina gracias a su maestro.Las técnicas constructivas fueron de la mano de los artistas guitarristas, que acompasaron su toque a lo que los talleres producían. Esa simbiosis llevó a Granada ser un centro de renombre para la adquisición de estas piezas por parte de músicos de primer nivel, como Manuel de Falla. Su guitarra granadina se custodia en la Fundación. Lorca también tenía la suya, obra del maestro guitarrero José Ortega, y que en la actualidad se conserva en la Huerta de San Vicente y es de titularidad municipal. Andrés Segovia también reconoció haber abierto “los ojos a la belleza de la vida y del arte” en Granada.

La muestra enseña una partitura de Ángel Barrios, cedida por el Centro de Documentación de Andalucía, o un registro del cante flamenco en cilindro, también del Centro de Documentación Musical de Andalucía.

La Asociación de Guitarreros de Granada, creada en 1987, trabaja para dar a conocer la impronta de esta tradición artesana. Entre sus actividades ha estado la edición de un libro, La escuela granadina de guitarreros, publicado por la Diputación provincial, en la que se recoge la historia en este instrumento en la provincia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios