Actual

McEnroe + El hijo, aquella música sombría

Los vizcaínos Mcenroe presentan esta noche en la sala Planta Baja de Granada su último disco hasta la fecha, Las Orillas (2012), el cuarto elepé publicado por el grupo de Gexto en sus poco más de diez años de existencia. Lo hacen compartiendo escenario con el productor de su anterior larga duración, Tú nunca morirás (2009), Abel Hernández, el Hijo, que también presenta su disco del pasado año, Los movimientos, el primero que el miembro de Migala y Emak Bakia publica tras abandonar Acuarela Discos para tomar el control absoluto de su producción, que él mismo edita y que financia mediante crowdfunding, un disco excelente en el que Abel adopta nuevos registros y viste su folk intimista de antaño con sofisticados tejidos instrumentales y vocales para la melódica narración de una nueva, inspirada e inspiradora historia.

Los de Getxo, por su parte, se abandonan una vez más a las emociones en su último disco. Persisten las causas y efectos de las dramáticas composiciones de trágico folk urbano que conforman su producción anterior, el dolor y la tristeza a los que aún miran desde dentro y desde fuera, con los que aún sufren y hacen sufrir intensas y cálidas conmociones, pero hay algo distinto en Las orillas, una nueva luz purificadora, una esperanza latente que viene a despejar el camino para un grupo en excelente forma que, como sucede con El Hijo, merece la pena seguir de cerca, muy de cerca. A pie de escenario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios