Actual

Muere el comediante John Hughes

  • El productor, director y guionista fallece a los 59 años de un infarto

Estrellas como Macaulay Culkin, Matthew Broderick y Molly Ringwald le deben la fama. John Hughes se ocupó en los años 80 y 90 como ningún otro de los miedos, problemas amorosos y sueños rebeldes de los adolescentes, pero ahora este talentoso artista, que escribió y produjo entre otras Home alone y dirigió The Breakfast Club, ya no podrá seguir en carrera.

El director, guionista y productor de 59 años sufrió el jueves un paro cardíaco que acabo con su vida. Tuvo un colapso mientras paseaba por Nueva York, adonde había ido a visitar a unos parientes, según su portavoz.

Hughes se había ahorrado trabajo hace tiempo, despidiéndose de Hollywood. La última película la dirigió en 1991, la comedia familiar Curly Sue, con James Belushi y Kelly Lynch. En 2002 volvió al trabajo, pero esta vez escribiendo el guión de lo que sería otro éxito Maid in Manhattan, con Jennifer López como protagonista, interpretando a una limpiadora que se enamora de un político (Ralph Fiennes).

No era nada amante de las entrevistas a los medios de comunicación. Vivía lejos de Hollywood, cerca de Chicago, donde tenían lugar la mayoría de sus películas. En los últimos años se dedicaba según la revista Variety sobre todo a fomentar la producción de films y a su familia. Casado desde hace casi 40 años con su mujer, Nancy, el cineasta deja dos hijos y cuatro nietos.

Su receta de éxito, que hizo reír a millones de fans e ingresó a la industria sumas millonarias, sigue siendo un modelo a seguir para creadores como Ben Stiller, Vince Vaughn, Wes Anderson y Judd Apatow.

"John Hughes inventó algunos de los personajes marginales mejores de todos los tiempos", dijo de él el director Apatow el año pasado en Los Angeles Times. Fan declarado de Hughes, este último rodó los últimos años comedias como The 40 Year Old Virgin o Funny People.

Hughes debutó como director en 1984 con la comedia sobre alumnos de secundaria escrita también por el mismo, Sixteen Candles. Reclutó a Molly Ringwald como la típica adolescente de 16 años frustrada y con problemas amorosos. Ese mismo año la llamó de nuevo para que llevara a cabo The Breakfast Club, junto con Judd Nelson, Anthony Michael Hall, Emilio Estevez y Ally Sheedy. Así surgió el concepto de brat pack, comedias con jóvenes estrellas como Ringwald y Nelson, a los que más tarde se sumarían Rob Lowe, Demi Moore, Charlie Sheen, Kiefer Sutherland y Matthew Broderick. Pero fue en su papel doble de autor y productor que obtuvo de hecho sus mayores éxitos. Solo en casa, se convirtió de inmediato en una de las comedias más lucrativas de la historia estadounidense y transformó en estrella a Culkin.

Le siguieron dos secuelas en 1992 y 1997. Y mientras tanto, Hughes colocó otros éxitos como Dennis the Menace, 101 dálmatas y Flubber.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios