Actual

'Mujerez' cierra Flamenco viene del Sur

  • Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y Tomasa Guerrero, 'La Macanita', llevan al teatro Alhambra un montaje en el que impera el retorno al cante jondo más puro, a los orígenes absolutos del flamenco jerezano

El Teatro Alhambra acoge esta noche el último espectáculo de la temporada 'Flamenco viene del Sur' con el espectáculo Mujerez, un montaje protagonizado por tres cantaoras jerezanas: Juana la del Pipa, Dolores Agujetas y Tomasa Guerrero, La Macanita. Las tres protagonizan un cara a cara del flamenco más puro y más brutal.

"Tres voces, tres formas de cante de mujer sin adorno alguno; desnudo, devuelto a la inocencia primera. Sobre las tablas, la quejumbrosa voz de Juana la del Pipa, cantaora y bailaora innata y autodidacta, es una de las mayores representantes del cante de Jerez, que lleva la tierra y el humo en su decir; el metal áspero, como hierro fundido por el fuego de Dolores Agujetas, mujer perteneciente a una de las más importantes estirpes cantaoras jerezanas y la cepa ardiendo de una viña regada por el agua de Tomasa La Macanita, que despunta en el cante desde niña y se ha labrado una carrera plagada de éxitos. Carece su cante de adorno alguno. Es desnudo, devuelto a la inocencia primera, aquella que ama sin pedir nada a cambio y que, sin embargo, recibe todo".

Así definen los organizadores del espectáculo este montaje, que pretende basarse en tradición oral del flamenco antes de que existiesen los discos y las grabaciones, y la forma en que los cantes se iban transmitiendo de padres a hijos durante generaciones.

"Lo aprendíamos a la vera de la candela, mientras se guisaba el puchero, sin prisas", comenta Juana la del Pipa, "y el puchero lleva tiempo". Su cante se inserta en su vida cotidiana, de manera natural, sin aditamentos ni tecnicismos. "Pongo la olla, me paro y pienso ¿por dónde meto este cante, Juana? Así ensayo yo. Es una escuela que no se puede perder", explica quien es uno de los máximos exponentes de la mujer cantaora en una de las cunas del flamenco, en un ambiente, el del arte jondo, donde la mujer "no ha tenido la preponderancia necesaria pareja a su arte", según Domingo González, director artístico de la Bienal de Flamenco de Sevilla, que fue el organismo que propuso la creación del montaje, convertido en disco en 2009 y que las tres cantaoras han vuelto a retomar ahora para el directo. "Más allá de una mera reunión de cante, el espectáculo es la búsqueda arrebatada de la memoria colectiva de un pueblo cantaor. Y dentro de él, la voz transida de la mujer". "Es un espectáculo con mucha energía, que hay que disfrutarlo con los sentidos, con el corazón, un espectáculo entrañable", dicen sus responsables.

Mujerez, título que juega con el concepto de 'mujeres de Jerez', es un montaje que ha causado un gran impacto ante todos los público que lo han presenciado por la hondura de su propuesta, el retorno a las raíces más profundas y genuinas del flamenco y por la pasión y el fuego que pone las tres intérpretes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios