Actual

Provocadores murales portátiles de Diego Rivera, en el MoMA

  • Las obras son llamativas imágenes de la Revolución Mexicana y la Gran Depresión

Cinco murales portátiles pintados por Diego Rivera con llamativas imágenes de la Revolución Mexicana de principios del siglo XX y del Nueva York de la Gran Depresión de los años 30 centran la nueva exposición del museo neoyorquino de Arte Moderno (MoMA).

Diego Rivera: Murales para el Museo de Arte Moderno es el título bajo el que esta prestigiosa institución ha reunido, por primera vez en 80 años, los frescos que el maestro mexicano (1886-1957) creó para una de sus exhibiciones en 1931 y que se pueden ver desde mañana y hasta el 14 de mayo de 2012.

"La temática de sus murales fue muy provocadora en su momento, porque contiene alusiones a las relaciones de clase, a la desigualdad o la violencia en Nueva York", explicó Leah Dickerman, comisaria de la muestra.

Los murales de Rivera que vuelven al MoMA son obras de grandes proporciones y que pesan hasta media tonelada, elaboradas en yeso, cemento y acero pintado al fresco. Las cinco piezas, que se complementan con tres grandes bocetos, un prototipo de mural portátil y diferentes dibujos, fotografías y acuarelas del proceso creativo, forman parte de las ocho que se mostraron por primera vez en Nueva York en 1931 y de los fondos del MoMA.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios