Actual

Rafaela Carrasco rinde tributo a Lorca y La Argentinita en la Bienal

  • La bailaora debuta en solitario en el certamen con su espectáculo 'Vamos al tiroteo'

Llegó la hora del desafío. Rafaela Carrasco, la alumna prodigiosa de Mario Maya y compañera de andanzas de su hija Belén, la bailaora que ganó con su primer montaje Las músicas del cuerpo los principales premios del certamen coreográfico de Madrid y deslumbró en el Festival de Jerez, llega por fin a la Bienal de Sevilla, su ciudad natal, con un espectáculo propio. Y no ha escatimado riesgos. Rafaela presentará Vamos al tiroteo, una visión actual de las Canciones populares españolas de Federico García Lorca y La Argentinita.

"Mi madre me cantaba de pequeña la Nana de Sevilla y yo ahora hago lo mismo con mi hijo. Toda mi generación ha crecido escuchando estas Canciones populares. Son temas que tarareaba el pueblo".

La idea principal de Vamos al tiroteo es poner en escena un disco que ha inspirado a muchos artistas, como la cantaora Carmen Linares. Rafaela y su equipo de músicos no han recurrido a otras fuentes más que a su propia sensibilidad para versionarlas. "Trasladamos los temas del año 1931 al día de hoy, con un sentido musical, escénico y coreográfico muy diferente pero, en mi opinión, con el mismo deseo de transmitir letras y músicas que pertenecen a todo el pueblo".

El vestuario, que firma Elisa Sanz, juega un papel muy importante en la propuesta. "Son diseños antiguos cortados con telas modernas. La bata de cola, por ejemplo, está inspirada en una de Carmen Amaya. El vestido de baile es un diseño que popularizó La Argentinita". "También la escenografía es de Elisa, que ha recreado ese suelo del salón antiguo de la casa de Encarnación López donde Lorca iba a visitarla".

La biografía artística y personal de Rafaela está íntimamente ligada a la figura de Mario Maya. "Me seleccionó en unas audiciones y bailé cinco años con él y luego entré en la Compañía Andaluza de Danza, que él dirigió. En total, seis años conociéndole como artista y como persona. Teatralmente lo he aprendido todo de él, ese afán por simplificar, por narrar la historia con los medios imprescindibles. Fue un artista revolucionario. Dijo siempre lo que pensaba".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios