Actual

Raphael, el genuino hombre de negro

  • El cantante de Linares consigue abarrotar el Palacio de Congresos con su nuevo espectáculo en el que une los grandes temas del bolero y la ranchera con sus grandes canciones de siempre

Comentarios 1

Hay artistas que nacen artistas y se mueven por el escenario con la elegancia propia de los genios. Eso le ocurre a Raphael, que ayer presentó en el Palacio de Congresos su último disco, Te llevo en el corazón. Y aunque la última vez que cantó en Granada no consiguió llenar, el cantante de Linares es de los que son capaces de reinventarse a sí mismos sin cambiar un ápice de su forma de ser y de su peinado. Y ayer llenó.

Dos horas y media estuvo el cantante sobre el escenario cantando y hasta bailando, minutos de mucha intensidad aunque se pasaron volando. Raphael hizo una vez más alarde de su potente voz. Raphael cantó las canciones de siempre, las que él denomina las joyas de la corona, aunque también hizo una serie de tangos, para ir alternándolos con grandes boleros y cerrar con otra serie de rancheras.

Un artista de su calidad se atreve con todo, y además todo le sale bien. Este artista tiene un magnetismo especial, y lo sabe transmitir como nadie al patio de butacas. El artista, rodeado de nueve músicos excepcionales fue desgranando a ritmo de tango temas como La cumparsita, A media luz, Cambalache y Volver, en un claro homenaje a Carlos Gardel, el rey del tango. Pero Raphael no olvidó sus temas preferidos, los que nunca faltan en sus conciertos y que al final incluso en algunos acompañen al maestro. Son canciones como Hablemos del amor,Cuando tú no estás, Desde aquel día y Maravilloso Corazón. Entre los boleros incluidos en esta gira mundial, Raphael cantó Tres palabras, Voy,Toda una vida o Tú me acostumbraste.

Al final, otra vez, dejó al público con el corazón en carne viva.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios