Actual

Sánchez Gijón ve el panorama "desolador"

  • La actriz vuelve a Roma, su ciudad natal, para presentar Háblame de amor'

La actriz Aitana Sánchez Gijón calificó ayer el panorama del cine español de "desolador" y dijo confiar en que la aplicación de la nueva Ley del Cine "lo anime". La también exdirectora de la Academia de Cine hizo estas declaraciones en la presentación de la película Háblame de amor, que coprotagoniza junto a Silvio Muccino, guionista y director a su vez de la cinta, y que se estrena mañana en España.

Sánchez Gijón añadió que la situación del cine español la ve "en secano". "Se rueda muy poco, con presupuestos empobrecidos y durante poco tiempo", apostilló. La actriz reconoció que la crisis económica tiene "mucho que ver" con este panorama en el que no dijo ver, en cambio, una crisis de ideas.

Háblame de amor, rodada en Roma, ciudad natal de Aitana Sánchez Gijón, narra la especial relación entre Nicole (ella misma) y Sasha (Silvio Muccino), hijo de padres drogadictos que murieron pronto y que se enfrenta a la vida real sin saber si será capaz de superar su adicción. Por su parte, Nicole intenta olvidar con otro hombre, Lorenzo (Andrea Renzi), el suicidio de su primer amor.

Los dos protagonistas se verán involucrados en un accidente de coche del que sobreviven y, a partir de entonces, Sasha y Nicole se reconocen como en un espejo y comprenderán sus sentimientos de forma recíproca. Además, Nicole ayudará a Sasha a conquistar a Benedetta (Carolina Crescentini).

"La historia tenía todos los ingredientes para tirarme de cabeza en el proyecto", confesó Sánchez Gijón resaltando que trata de un "amor no tan previsible o simple" como los que se ven en otras películas italianas. "Me gustaba esa mezcla que tiene el filme de drama romántico con aroma a película francesa en el que no falta el humor pero tampoco ese lado más oscuro y profundo", indicó.

Además ésta es una historia de "soledades compartidas". "Nicole se ha encerrado en su vida cómoda, sin sobresaltos pero gris, sin emociones y que arratra un pasado doloroso. A partir del encuentro con Sasha se produce un choque de meteoritos", explicó.

"Me interesba mucho la postura de una mujer aparentemente madura pero tan inmadura en el fondo. Él, a pesar de su juventud, la cuestiona, la obliga a salir de sus ideas preconcebidas y le da una gran lección. Ella no le seduce conscientemente, pero tiene la necesidad latente de un chute de vida. Esa mezcla de edades y mundos fue lo más interesante para mí. Hay algo de jóvenes al límite que contrasta con el lado de la experiencia y la fragilidad", agregó.

Aitana Sánchez Gijón elogió la capacidad y "sabiduría" de Silvio Muccino al frente de esta cinta, su primera película como realizador, cuya historia la escribió él mismo cuando tenía 22 años "a cuatro manos con una mujer de 50", señaló la actriz.

"Silvio tiene un dominio poco habitual para alguien tan joven. Domina el encuadre, la estética y tiene un nivel de exigencia altísimo que llegó a descolocarme y a ponerme en crisis en ciertos momentos", confesó.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios