Actual

Santa Zahara, de armas tomar

  • La cantante que se coló hace años en la escena de la ciudad regresa ahora como un referente a nivel nacional para presentar su nuevo trabajo

Zahara, aquella jovencita de aspecto frágil que se coló de soslayo en la escena granadina para pasar por la izquierda a casi todos sus coetáneos y triunfar a nivel nacional de manera imparable, se ha convertido en estos pocos años en una mujer de armas tomar que lo tiene claro, ejerce de dueña de su propio destino, en lo personal y en lo artístico, y maneja con determinación una carrera que demuestra que de frágil tiene lo justo.

Después de triunfar con "La Fabulosa Historia de… (Universal Music Group, 2009) y sobre todo con La Pareja Tóxica (Warner Music, 2011), un disco que la mantuvo casi cuatro años de gira y de trayectoria ascendente, el año pasado publicó Santa (G.O.Z.Z. Records, 2015), un trabajo con el que se producían y que reflejaba algunos cambios sensibles. Por primera vez publicaba bajo un sello de su propiedad y más que nunca ejercía sin que le temblara el pulso de jefa, de mujer guerrera a la que no le influían los prejuicios ajenos ni le restaban un minuto de su tiempo las opiniones de los mediocres.

La última vez que actuó en una sala granadina, fue en Planta Baja, durante la gira de El Deshielo y lo hizo aún con los temas de La Pareja Tóxica, justo antes de dar a conocer los de Santa. Con este último álbum publicado, volvió una vez más a Granada, pero lo hizo en el marco del Festival Granada Sound, compartiendo protagonismo con otras bandas, entre ellas sus compañeros de agencia de management, Supersubmarina.

Su actuación de esta noche en la Industrial Copera será, stricto sensu, la presentación oficial en la ciudad que la vio crecer como cantante, de su más reciente trabajo. Un disco valiente de sonido poderoso, enriquecido sin miedo con arreglos de viento, sintetizadores y coros, cuya mejor arma se encuentra en las letras de sus canciones.

En ellas se traslucen los pensamientos y los sentimientos de una mujer que elude inteligentemente los lugares comunes pero determinada a expresar con valentía, sutilmente irreverente y sin cortapisas sus ideas feministas y de libertad sexual. Y encima lo hace con una banda de tronío garantías formada por Manuel Cabezalí a la guitarra, Edu Martínez al teclado, Chapo González al bajo y Ramiro Nieto en la batería.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios