Actual

Setenta años de la mejor cosecha de cine

  • En 1939 se rodaron filmes como 'Lo que el viento se llevó' o 'Ninotchka'

Hollywood no desperdicia ocasión para recordar y celebrar su lejana época dorada, y esta vez echa la vista atrás, a 1939, considerado el mejor año de la historia del cine, gracias a títulos como Lo que el viento se llevó o Ninotchka.

Desde el pasado mes de mayo, la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood comenzó a exhibir, con la intervención de ilustres invitados, las diez candidatas al Oscar en la categoría de mejor película de ese año, y hoy lunes tendrá lugar el último pase, que corresponde a El Mago de Oz.

Jerry Maren, uno de los munchkins -enanos cantores- del filme, departirá con el público antes del pase de la cinta, de la que se mostrará una copia digital restaurada como colofón final a la serie El mejor año de Hollywood: las candidatas a mejor película de 1939, organizada por la Academia en el Teatro Samuel Goldwyn.

En aquella época, los avances en el uso del Technicolor y la tecnología de las cámaras comenzaban a dar sus frutos. "Se llegó a una cima creativa en Hollywood", dice el programador del ciclo, Randy Haberkamp. "Habían pasado unos diez años tras la llegada del sonido al cine, y como ocurre en otros avances tecnológicos, se precisa ese tiempo para que algo nuevo encuentre su sitio en el sistema", añadió.

También ayudó que muchos artistas europeos, como Billy Wilder o Marlene Dietrich, decidieron emigrar a Hollywood debido al auge de la Alemania nazi de Hitler y el comienzo de la II Guerra Mundial. "Ellos hicieron posible este alineamiento de estrellas", comenta Haberkamp, de 50 años. "El influjo de su talento tuvo mucho que ver en la calidad de las películas", añade el miembro de la Academia, quien recuerda que 1939 coincidió con el auge de la sociedad estadounidense tras la Gran Depresión. "La gente empezó a ir más al cine y a gastar dinero, al mismo tiempo que la industria invertía más dinero en hacer mejores películas", apunta el programador del evento.

Precisamente en 2010 los Óscar volverán a contar con diez candidatas en la categoría de mejor película, tal y como anunció en junio el presidente de la entidad, Sid Ganis.

En la primera etapa de la Academia, esta categoría se abrió a más de cinco películas durante más de una década (en 1931 y 1932 hubo ocho candidatas, y en 1934 y 1935 hubo doce), y, posteriormente, durante nueve años se cerró el número a diez.

El ciclo conmemorativo de la Academia arrancó el 18 de mayo con Lo que el viento se llevó, la ganadora del Óscar a la mejor película de ese año y el mayor éxito de la época dorada de Hollywood, con la presencia de Vivien Leigh y Clark Gable en dos de esos papeles por los que no pasa el tiempo: Scarlett O'Hara y Rhett Butler.

A la exhibición del filme, una de las historias de amor más apasionadas de todos los tiempos, ubicada en plena Guerra de Secesión, asistieron Ann Rutherford, Cammie King, Mickey Kuhn y Patrick Curtis, todos ellos miembros del reparto de la cinta.

En junio llegó el turno para el western La Diligencia, la película que catapultó a la fama a John Wayne de la mano de su director fetiche, John Ford, y las románticas Cumbres Borrascosas, de William Wyler; Amarga Victoria, con Bette Davis, Humphrey Bogart y Ronald Reagan; Tu y yo, con Charles Boyer e Irene Dunne, y Adiós, Mr. Chips, con Oscar para su protagonista, Robert Donat.

Durante julio les tocó a Ninotchka ("Garbo ríe", el eslogan promocional en alusión a los escasos papeles cómicos a cargo de Greta Garbo), Caballero sin espada (lección patriótica a cargo de Frank Capra y James Stewart) y De ratones y hombres (el mejor papel dramático para Lon Chaney Jr., clásico del cine de terror). Cinco de estas películas (Lo que el viento se llevó, Caballero sin espada,La Diligencia,El Mago de Oz y Cumbres Borrascosas) fueron incluidas en la lista de las mejores filmes de todos los tiempos, realizada por el AFI (Instituto Americano del Cine) en 2007.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios