Actual

Seydou Boro mostrará en Granada su aplaudida expresión coreográfica

  • El Teatro Alhambra acogerá la pieza 'El tango del caballo'

La Brooklyn Academy of Music de Nueva York, el nuevo Teatro Nacional de Tokio, el Théâtre de la Ville de Paris o el Tanzwochen de Viena ya han aplaudido sus espectáculos. Llega ahora al Teatro Alhambra Seydou Boro, el coreógrafo africano de danza contemporánea más reconocido del circuito internacional. El reto de la nueva generación de coreógrafos africanos está al margen de los estereotipos exóticos y folklóricos que durante muchos años han hecho de la creación del continente africano una expresión limitada a la tradición.

Salïa Sanou y Seydou Boro forman parte de ese novedoso movimiento que promueve la nueva creatividad gracias a su formación multidisciplinar y su interés en mezclar en sus espectáculos la danza con el teatro, el cine y la música en directo. Hoy presentarán en Granada Le tango du cheval (el tango del caballo).

La colaboración en 1993 de estos dos creadores con la reputadísima Matilde Monnier les muestra el camino hacia una nueva manera de expresión coreográfica. Se les abre así una puerta por la que entran y se cruzan diferentes culturas artísticas que les permite crear su primer espectáculo con el que consiguen el Premio Nacional del Concurso Internacional de Danza (África en Creación) y realizar algunas piezas más. Un trayecto que les conduce en 1997 a fundar su propia compañía con sede en Burkina Faso, el Festival Dialogues de Corps en Ouagadougou en 2001 y el Primer Centro de Desarrollo Coreográfico de África en 2006. A lo largo de todos estos años Salia Sanou y Seydou Boro han sido capaces de imponer en el panorama de la escena internacional su particular escritura contemporánea, una danza creativa más preocupada por el significado y la emoción que por la pura estética, mientras que no dejan de trabajar en la formación profesional de bailarines en África, así como apoyando el surgimiento de nuevas formas creativas.

Nacido en 1968 en Uagadugú (Burkina Faso), Seydou Boro está dedicado desde 1990 a formarse como actor en el seno de la compañía de teatro Feeren, dirigida por Amadou Bourou. Desde 1991, ha sido intérprete del teatro en Marafootage, de Amadou Bourou (primer premio del Festival Internacional de Teatro de Benín), luego en Edipo rey, de Sófocles (puesta en escena de Eric Podor). En la pantalla grande, ha encarnado el papel protagonista de Soundjata Keïta, en Keïta, l'héritage du griot de Dani Kouyaté (premiada en el festival panafricano de cine de Uagadugú).

En 1993, se incorporó a la compañía Mathilde Monnier del Centro Coreográfico Nacional de Montpellier. Participó en las distintas creaciones de la compañía: Pour Antigone, Nuit, Arrêtez arrêtons, arrête, Les lieux de là, Allitérations.

En 1992, Seydou Boro conoció a Salia Sanou en la École des Ensembles Dramatiques de Uagadugú. Tres años después, en 1995, armados con su trayectoria común dentro de la compañía Mathilde Monnier, fundaron la compañía salia nï seydou con su primera obra Le siècle des fous.

Seydou y Salia fueron galardonados en los segundos Encuentros Coreográficos de África y del océano Índico en Luanda y recibieron el premio Descubrimiento del R.F.I. Danse 98, con Figninto, l'œil troué, estrenada en 1997, y más tarde, en el 2000, Taagalà, le voyageur en el festival Montpellier Danse.

En el 2002, rodeado de Salia Sanou y de Ousséni Sako, coreografió Weeleni, l'appel, una de las piezas más intimistas de la compañía, interpretada por tres bailarines y cuatro músicos, originarios de Marruecos y de Burkina Faso.

En 2008, actuó en la película Paris, je t'aime de Oliver Schmitt. Por su trabajo coreográfico en Francia, en África y el resto del mundo, Seydou Boro fue nombrado en el 2008 Oficial de las Artes y las Letras por el Ministerio de Cultura francés y en febrero del 2007 recibió el trofeo de los creadores CulturesFrance. También fue elegido Artista del año 2003 por la Organización Internacional de la Francofonía.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios