TIF Granada 2019 El teatro infantil como fuente de sabiduría

  • TIF Granada, el festival de artes escénicas e infancia, cierra su primera semana de espectáculos

La representación de ‘Garbancito en la barriga del buey’ tuvo lugar ayer en el Zaidín. La representación de ‘Garbancito en la barriga del buey’ tuvo lugar ayer en el Zaidín.

La representación de ‘Garbancito en la barriga del buey’ tuvo lugar ayer en el Zaidín. / Carlos Gil

Hace sólo unos días llenaba titulares una noticia relativamente sorprendente: los gurús de Silicon Valley criaban a sus hijos sin pantallas digitales. Los que crean la tecnología que ha cambiado la sociedad del siglo XXI llevan a sus descendientes al exclusivo colegio Waldorf de Palo Alto en el que los menores no encuentran formatos digitales hasta Secundaria.

En el resto del planeta, paradójicamente, los centros se afanan en introducir ordenadores o pizarras electrónicas y los padres recurren a smartphone y tabletas al menor contratiempo. Tanto es así que en muchos casos estos soportes han sustituido, junto con la televisión, a las tradicionales narraciones de cuentos para dormir a los bebés.

Lo que subyace en los nuevos postulados de centros como el Waldorf es que la emoción es lo que detona el aprendizaje y son los humanos los que provocan esa emoción, no las máquinas. Esa es la clave de la creatividad, que es el rasgo exclusivo de las personas y que ha permitido avanzar a la humanidad.

En ese contexto se enmarca el auge que está experimentando el teatro infantil, una disciplina que permite a los niños experimentar en primera persona y además en vivo y en directo varios de esos aspectos que resalta la nueva pedagogía, como la citada creatividad, a través de textos pero también escenografía, vestuario, música o iluminación.

Es ahí donde hay que enmarcar la proliferación de actividades de teatro para niños. Pero mientras las grandes capitales españolas como Madrid o Barcelona la oferta es amplia y continuada en el tiempo, en otras ciudades más pequeñas la programación de calidad se concentra en algunos espectáculos puntuales en los periodos vacacionales, sobre todo en Navidad, y en los festivales destinados a la infancia y la juventud.

En ese contexto surgió TIF Granada, que vio la luz hace cuatro años. Dirigido especialmente a escolares, se completa con una amplia programación para familias en los fines de semana. Además cuenta con una colaboración con la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad de Granada que se plasma en forma de jornadas, una cita en la que estudiantes y egresados realizan trabajos específicos con compañías y asistentes para seguir profundizando en las ventajas y el potencial de las artes escénicas como herramienta pedagógica.

Alrededor de 1.500 espectadores de todas las edades ya lo han comprobado en los primeros días de la presente edición del TIF, que arrancó el 27 de marzo y se prolongará hasta el 29 de abril. El festival se inauguró con Baby-Lonia, de Petit Teatro, que ha podido verse en pases para escolares y familias hasta este sábado 30 en el Museo de la Memoria de Caja Granada.

Del 24 al 28 de abril se celebrarán las II Jornadas de Educación y Artes Escénicas

Su universo de colores, música y palabras creado a la medida de niños de 0 a 3 años ha sido para muchos pequeños espectadores su primer contacto con el teatro. Monti Cruz y Susana Fernández hilvanan una serie de sketch con un conejo como hilo conductor y un jardín de piezas de juegos de construcción como telón de fondo.

El domingo llegó el turno de la compañía gaditana La gotera de la azotea, que ofreció ante el concurrido auditorio del Teatro Isidro Olgoso su premiada versión, libre y en clave de títeres, de la obra Garbancito en la barriga del buey

Pero queda aún mucho festival por disfrutar. En le mes de abril, su programación dirigida a la adolescencia contará con el espectáculo Nada, de la compañía Ultramarinos de Lucas, con pases escolares el día 24 que podrán verse en el Teatro Isabel la Católica.

Lunaticus circus, de Teatro Paraíso, podrá verse el día 26 de abril con pases escolares y abierto al público familiar el sábado 27, ambos en el Teatro Isabel la Católica. Y la compañía granadina Tirititrán cerrará el programa principal con Rosa Caramelo los días 28 y 29 también el Isabel la Católica.

Además, del 24 al 28 de abril se celebrarán las II Jornadas Internacionales de Educación y Artes Escénicas destinadas a profesionales y alumnado universitario, que podrá convalidar la asistencia en créditos libre configuración.

Los organizadores calculan que alrededor de 4.000 espectadores pasarán por el festival

En total, los organizadores de TIF Granada calcula que alrededor de 4.000 espectadores pasarán por los espectáculos que ha programado el festival. Todos, de las edades que sean, no sólo disfrutarán de una forma de entretenimiento y ocio en familia, también aumentarán su capacidad de concentración, entenderán mejor el mundo gracias al análisis de las situaciones que se les plantean, aprenderán una moraleja o enseñanzas que les trasmiten valores y ampliaran sus conocimientos sobre personajes y escritores del patrimonio cultural occidental.

En definitiva, los asistentes ampliarán sus destrezas en buena parte de las habilidades y conocimientos que persiguen las nuevas corrientes de la pedagogía mundial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios