Actual

Woody Allen: "Envejecer no tiene ninguna ventaja"

  • El cineasta presenta en Asturias su último filme, 'Conocerás al hombre de tus sueños'

Desde que Woody Allen decidió abandonar Manhattan porque era demasiado caro, ha descubierto "por accidente" en Europa un buen lugar al que trasladar sus obsesiones, y la muerte pasea por Londres en su nuevo filme, Conocerás al hombre de tus sueños, ya que "envejecer no tiene ninguna ventaja", explicó ayer. "A nadie le gusta envejecer. Empiezan a sucederte cosas malas y las opciones se reducen", aseguraba Allen, entre irónico y funesto, en un encuentro con los medios en Oviedo, ciudad en la que se siente como en casa y que eligió para presentar ante la prensa su nuevo filme.

Conforme va cumpliendo años, y el 1 de diciembre serán 74, Allen mira cara a cara una de sus obsesiones favoritas. "Me gustaría dar una buena razón para justificar que la vida merece la pena, pero si entra alguien en este cuarto con una escopeta, mi reacción natural, como la de cualquiera, será aferrarme a la vida", aseguró con su pesimismo retórico.

En Conocerás al hombre de tus sueños vuelve a tejer una historia coral en la que, ahora con Antonio Banderas, Naomi Watts, Anthony Hopkins, Gemma Jones y Lucy Punch -estas dos últimas también presentes en Oviedo- analiza un mundo como siempre desahogado económicamente y con tiempo de sobra para la frustración. "La realidad hoy en día puede ser muy deprimente y la gente tiene la necesidad de buscar un sentido a sus vidas", afirmó Allen, quien ahora va un poco más allá e introduce la astrología como placebo. "La gente se agarra a la idea de que hay algo especial esperándoles ahí fuera", sentenció.

Para él "ahí fuera" se convirtió en Europa. Allen habla de la "visión romántica y optimista del turista" que ha insuflado su salto al viejo continente en la última etapa de su filmografía. En Conocerás al hombre de tus sueños vuelve a Londres, donde también rodó otros títulos como Match Point. Y la presenta en Oviedo, donde filmó algunas escenas de Vicky Cristina Barcelona.

"Tengo más limitaciones cuando ruedo en Europa, porque tengo que construir una historia lógica para los habitantes de ese lugar", confesó quien acaba de terminar el rodaje en París de su dosis anual de cine, que tiene un ingrediente muy especial: la presencia de Carla Bruni. "Es interesante lo poco fiel a la realidad que fue la prensa. Supongo que se sintió obligada a contar algo de dos días de rodaje que fueron el 'antiacontecimiento'. Hablaban de que habíamos hecho 32 tomas y ni siquiera llegaron a 10. Y Sarkozy se puso los auriculares para seguir la escena y se fue de manera muy educada", explicó.

En España, citó San Sebastián, Madrid, Barcelona u Oviedo como posibles sets de rodaje si un guión así lo demandara. Y a Asturias le une, además, un premio Príncipe de Asturias en 2002 y el Centro Cultural Niemeyer de Avilés, de cuyo consejo asesor internacional forma parte y cuya programación cinematográfica gestionará. Allí se realizará esta noche el preestreno de esta cinta, que fue proyectada fuera de concurso en el pasado Festival de Cannes y que llegará a los cines comerciales españoles este fin de semana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios