arte En el pabellón Al-Andalus en el Parque de las Ciencias

Xaverio eleva la materia al plano de la perfección

  • El artista transforma como si fuera un alquimista polvo de piedras preciosas y semipreciosas en obras que percibe el espectador como un caudal de energía y luz

Le han llamado sabio y alquimista y no es para menos. Javier Muñoz Bullejos, más conocido como Xaverio (Granada, 1956), es de esa clase de magos que siempre buscan la fórmula perfecta. Si en el pasado los alquimistas se afanaron en convertir elementos de la naturaleza en oro, Xaverio hace lo contrario y transforma piedras preciosas -turquesas, rubíes, nácar, lapislázuli, cuarzo y malaquita- en la naturaleza misma. Elementales en su origen, las obras del artista poseen una trascendencia que traspasa el mundo de la materia.

El pabellón Al-Andalus del Parque de las Ciencias expone hasta el próximo 11 de diciembre Percepciones en clave minimalista. La sabiduría de lo elemental, una recopilación de 17 piezas realizada por Concha Hermano, comisaria de la muestra, quien explica que no ha sido nada fácil hacer esta síntesis. El hilo conductor es "el concepto minimalista que Xaverio comenzó a desarrollar a partir de los 90" adscrito a la estética cuántica, "donde el color es la luz" y la intención del artista se manifiesta como una expansión desde "la percepción visual a una percepción sensorial integral". El artista invita al espectador a través de su obra a "experimentar una mayor sensibilidad hacia lo inmaterial".

Se puede ver, por ejemplo, en la obra Yantra Magenta, un círculo rojo lleno de partículas granates, rubíes, polvo de turquesas y micropartículas de cristal, que representan "la perfección y la totalidad", u otra obra Bit de rojo almagra y verde cromo, cuyos colores protagonistas representan un vínculo con su tierra.

La comisaria destaca la forma en que la obra de Xaverio "se refleja en un espíritu independiente que le ha llevado a la comprensión de otras culturas, a la interpretación de múltiples signos y a desarrollar una línea de exploración" en el arte de forma muy particular. En su caso, sorprende no sólo la obra que resulta, sino el momento mismo de su creación. Como si fuera un alquimista, Xaverio utiliza una técnica que fragua sobre madera con polvo de piedras minerales y piedras semipreciosas que él denomina petrales. "La mayoría de las veces los consigue de la propia naturaleza, de las montañas de ciertas regiones de Andalucía, para luego pulverizarlas en un mortero y extenderlas junto a pigmentos naturales". Utiliza en ocasiones también cristal holográfico para dar mayor tridimensionalidad a su obra.

En Percepciones en clave minimalista el espectador es testigo de la abstracción del concepto menos es más. Xaverio apela a lo emocional a través del color y la forma. Para comprender la evolución y madurez de su obra es necesario atender a sus principales referencias. "Él hace una inmersión en el concepto del arte contemporáneo a través de una experimentación de la materia transformándola en color y en luz, las cualidades más importantes de su obra". Su compromiso artístico responde a preceptos de la filosofía oriental y a algunos modelos ideológicos como la obra monocromática de Yves Klein, el arte minimal de Stella o la abstracción de Mondrian. "Ellos son modelos espirituales que de alguna forma están en la memoria del artista".

El espectador descubrirá en la exposición petrales que Xaverio realizó en 2005 y 2006 más tres obras gráficas inéditas. Hay algunas piezas que el autor hizo para la muestra Estética cuántica a la memoria de Einstein, como Interconexión egipcia, un mural de cuatro petrales que "evoca los valores cromáticos de esta cultura milenaria"; e Icono, donde el artista da forma a conceptos como el orden y belleza. Y también de Diálogo de petrales, que expuso el Instituto de América de Santa Fe, con la geometría como protagonista.

En la sala Ibn Al Jatib de la Fundación del Legado Andalusí se podrán ver las obras inéditas de la serie Reflexiones de la Alhambra. Como explica la comisaria, "se trata de una obra muy especial porque viene de la implicación que le producen los símbolos nazaríes de los mosaicos del palacio y él hace una recreación respetando las formas reales pero con una expresión muy sutil y casi misteriosa de lo que es el símbolo nazarí del pájaro o el avión que han utilizado otros maestros como Escher".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios