Actual

La argentina 'Liverpool', mejor película en Gijón

  • La cinta de Lisando Alonso narra el regreso de un marinero a su pueblo

La película Liverpool, una historia triste en los confines australes del mundo, del director argentino Lisandro Alonso, ha sido elegida como el mejor largometraje del Festival Internacional de Gijón por el jurado, que ha valorado la "valentía del autor para hacer un cine de riesgo".

El filme, rodado en Ushuaia, "en el fondo de la Argentina", narra el regreso de un viejo marinero a su pueblo natal y a su pasado en una breve escala hacia un nuevo viaje vital, en el marco de una historia simple, oscura y fría y triste como el paisaje invernal de La Patagonia.

El jurado, formado por Julia Loktyevm, Alex Brendemühl, Sergio Wolf, Hannes Stöhr y Malena Alterio, ha admitido en la rueda de prensa en la que se dio a conocer el palmarés del certamen que la película de Alonso "es una apuesta por el cine radical y de riesgo que encuentra poco espacio en los circuitos comerciales".

Otro largometraje argentino, Una semana solos, de Celina Murga, que profundiza en las relaciones adolescentes en la seguridad de una urbanización protegida de la violencia y de la pobreza, ha obtenido el Premio de la Crítica que concede la Fipresci, cuyo jurado estuvo integrado por Maja Volk, Joan Millaret Valls, y Rüdgier Suchsland.

El cine argentino ha tenido este año la mayor representación de la historia del Festival y esto ha sido el resultado del "buen año" cinematográfico en ese país, aunque el futuro "es un signo de interrogación", según dijo el cineasta Sergio Wolf, que actuó como portavoz del jurado internacional.

El realizador kazajo Sergey Dvortsevoy ha sido el ganador del premio al mejor director por Tulpan, que cuenta las dificultades de un joven pastor para encontrar esposa en el Este de Kazajistán, en un tono de fina ironía que por momentos roza la comedia.

Michael Smith y Jim Miron Rost han compartido el premio al Mejor Actor por el trabajo que han realizado en el filme Ballast, del estadounidense Lance Hammer, que profundiza en el drama de un adolescente que no logra superar el suicidio de su padre y está obligado a entenderse con su tío.

La interpretación de Tarra Riggs, en el papel de la madre que intenta por todos los medios encauzar la vida de su hijo, ha sido valorada por el jurado que le ha dado el premio a la Mejor Actriz.

La directora francesa Sylvie Verheyde obtuvo el premio al mejor guión por Stella, una película que denuncia la opresión del sistema educativo galo en la década de los años setenta, y en la que intervino en un papel secundario el actor Guillaume Depardieu, fallecido el pasado mes de octubre.

El premio Gil Parrondo a la Mejor Dirección Artística fue para Yoni Goodman por la coproducción de Israel, Francia y Alemania del realizador israelí Ari Folman, un documental animado que indaga en las memorias descarnadas de un grupo de personas que participaron en las matanzas en los campos de refugiados palestinos de Sabra y Chatila, en 1982.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios