Actual

La atomicidad del arte

  • 'Una exposición contra sí misma' reúne en el Instituto de América de Santa Fe las creaciones de cerca de una veintena de jóvenes autores de la Facultad de Bellas Artes

Los grandes interrogantes del arte contemporáneo encuentran su respuesta en Una exposición contra sí misma, un título que lucha por eliminar la rotunda vinculación que suele darse entre arte y circuito administrado. Supone atravesar los límites tradicionales para dar a conocer a jóvenes artistas que, de otro modo distinto, difícilmente hubieran podido exponer.

Un total de 19 alumnos de la Facultad de Bellas Artes muestran sus obras en el Instituto de América-Centro Damián Bayón de Santa Fe, con trabajos realizados durante el curso pero que han sido seleccionados por su enorme calidad. La atomicidad de caracteres y tendencias, la multiplicidad de lenguajes y la pluralidad técnica componen un recorrido único donde individualidad y cohesión van así de la mano en toda la muestra.

Para Aida Florido, una de las autoras, "el valor que se le otorga al artista joven es muy escaso y muchas veces inexistente". Por ello, "esta exposición es una oportunidad única para darnos a conocer tanto entre el público en general como entre los círculos de trabajo y especialistas".

Florido participa en la muestra con una pintura que estudia las conexiones electromagnéticas que rodean al espectador abstrayéndolas a través de la figuración. Un particular proyecto científico que comparte pasillo con otros de índole totalmente diferente. En ellos aparecen los personajes de Alicia en el País de las Maravillas según la visión del artista Enrique Mellado, o la convivencia de figuras humanas y elementos vegetales, como es el caso de la obra de Nicolasa Navarrete.

Entre todas sus cualidades, la frescura es la que más sobresale en una exposición en la que las obras no han sido tituladas a conciencia, a pesar de tener algunas de ellas títulos bastante originales. "Es un arte tan fresco que todavía no está vendido, lo que implica que sólo son lo que son, pintura, fotografía... sin nombre que lleve a pensar en cifras o historias". Una característica que diferencia de algún modo al arte contemporáneo de cualquier otro.

Miles de lecturas y microtemas que ofrecen al público la posibilidad de observar "la pluralidad que posee la Facultad de Bellas Artes de Granada", tal y como subraya Mellado. "Son trabajos de clase de alumnos que están a punto de terminar y que demuestran nuestras inquietudes personales".

Florido va más allá: "Creo que el título de la exposición es perfecto porque el artista joven se siente ignorado por la institución en particular y el mundo museístico en general… La lucha tanto interna como externa para adquirir toda la sabiduría que se necesita a veces se ve obviada, y en muchos casos ni siquiera recompensado".

El videoarte, la fotografía y la pintura son algunos de los idiomas en que hablan estos 19 artistas, con propuestas tan interesantes como la de Mellado, que en una serie de seis fotografías abandona la idea de ilustrar la archiconocida historia de Alicia para ahondar en la personalidad de sus personajes o la de Ángela Cuenca, que escoge tres piezas de videoarte para unir danza y lenguaje sordomudo.

El elevado nivel del trabajo expuesto responde a una dura selección que ha escogido la obra de Jaime Benítez, Manuel Bru, Ángela Cuenca, Josep Domínguez, Aída Florido, Elena Guardia, Violeta Iriberri, José Luis Lozano, Enrique Mellado, María del Carmen Montalvo, Nicolasa Navarrete, Álvaro Ortega, Jesús Pérez, Mónica Porro, Blas Romero, Paula Ruiz, Anca Luiza y Nazaret Umpiérrez junto a Francesca Colucci. Un total de 19 artistas que, aunque muchos de ellos ni se conocían, conviven ahora en un mismo lugar por y para el arte.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios