Actual

Las aventuras de una maleta llena de fotos

  • Un documental narra el hallazgo de las instantáneas de Capa, Taro y 'Chim'

El documental La maleta mexicana cuenta cómo se hallaron los negativos perdidos que los periodistas gráficos Robert Capa, Gerda Taro y David 'Chim' Seymour hicieron de la Guerra Civil española, pero también es una reflexión sobre el exilio y la memoria histórica y un reconocimiento a las víctimas del franquismo.

Segundo largometraje de la cineasta Trisha Ziff (Chevolution, 2008), La maleta mexicana cuenta la historia de cómo apareció el misterioso equipaje que supuestamente contenía más de 4.500 negativos sobre la Guerra Civil perdidos a comienzos de los años cuarenta.

Un legado que muchos dedicaron años a interceptar sin lograrlo, entre ellos, Cornell Capa, el hermano de Capa.

Porque, según se cuenta en la cinta, la "maleta" era en realidad una bolsa de plástico amarillo en la que la mano derecha de Robert Capa, Chiki Weisz, guardó tres cajas de cartón con los negativos perfectamente ordenados, enumerados y catalogados y que entregó a un general republicano minutos antes de partir al exilio en México.

Rodada en España, Estados Unidos, Francia y México, el documental muestra imágenes de los tres corresponsales de guerra, a los que se define como jóvenes intrépidos y decididos -a Capa se le llega a denominar en la cinta "el Indiana Jones del fotoperiodismo"-, además de entrevistas con exiliados y sus descendientes.

Historiadores, fotógrafos y estudiosos de la técnica de los innovadores periodistas descubren para la cámara, gracias a este material inédito, datos que avalan la autoría, a veces, mezclada y poco clara, de las fotos de cada uno de los tres artistas.

Además, Ziff simultanea las imágenes en blanco y negro de las fotos con unas excavaciones actuales en la localidad turolense de Rubielos de Mora donde descendientes de víctimas del franquismo buscan los restos de sus familiares en una fosa común.

Según explicó ayer uno de los productores de la cinta, Víctor Cavaller, la película contiene "un mensaje para que la gente joven a la que no le importa la historia, o la memoria, o que no le da valor porque viven en un mundo global, rápido, conectado a internet entiendan por qué estamos aquí: porque no podemos repetir", resumió.

"Es un tópico, pero es así, por eso -apuntó el productor- Ziff (con la película) pide a esa gente que se pare un minuto, que piense qué pasó, cómo fue el desastre de la guerra".

Cavaller llama la atención sobre la parte de la cinta en la que Capa, su esposa Taro, y su amigo 'Chim' se muestran solo como "tres jóvenes de izquierdas implicados en la guerra española, la primera gran guerra europea contra el fascismo, pero que también vienen a hacer carrera y acaban muriendo en el frente, la primera Gerda, en Brunete".

"La película -agregó Pedro Corral, historiador y colaborador de Ziff en el documental- tiene varias capas: el desastre de la guerra, el exilio, los tres luchadores antifranquistas de origen judío, la relación México-España, el dolor de los descendientes de los fusilados en la posguerra, el derecho a la memoria...".

A través de las fotografías encontradas el espectador también asiste al horror de los campos de "refugiados" que Francia habilitó en las playas del sur de Francia, sin agua, comida ni techo, donde murieron, según cuenta un superviviente, miles de personas.

Con música de Michael Nyman, La maleta mexicana, que se recuperó finalmente en 2007, llegará a las salas españolas mañana.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios