Actual

Los creadores granadinos, en el podio de la propiedad intelectual

  • Granada es la tercera provincia andaluza en el registro de obras culturales, con un total de 554 solicitudes durante 2017

Los autores del Manifiesto plagiarista se pondrían las manos en la cabeza. Este movimiento contracultural, que coquetea con la parodia, nace de la necesidad de regeneración y del hastío que caracteriza a cualquier escuela de vanguardia, la clave está en jugar con las falsas autorías, trampearlas. Es un pulso, una subversión ante un nervio que corroe a cualquier creador: dejar patente la firma y autoría de su obra. Protegerla ante la apropiación, un método viejo que ahora es mucho más sencillo dada la amplia exposición sin apenas trabas que ofrece internet de los productos culturales.

Los creadores granadinos son los terceros de Andalucía en dejar negro sobre blanco la autoría de sus obras con el registro de 554 solicitudes de inscripción sobre propiedad intelectual -un 13,4% a nivel autonómico-. Antes aparecen Sevilla con 1.272 y Málaga, que contó con 820 el pasado 2017.

El número de titulares de derechos sube hasta 682, la mayoría de los propios creadores

Las cifras llegan desde la actividad que se realizó dicho año en el Registro de la Propiedad Intelectual, previsto en la Ley de Propiedad Intelectual, adscrito a la Consejería de Cultura y que está concebido como uno de los sistemas de protección de los derechos de propiedad intelectual.

Alfonso Salazar, escritor y gestor cultural ve en estos datos un reflejo de la actividad creativa en la ciudad, aunque matiza que en lo que a los literatos concierne, la situación sigue siendo precaria y constante desde que la llegada de la crisis económica. Respecto a los datos, Salazar incide en que nacen en parte a un fenómeno en auge, la autopublicación. Esto ha llevado a que muchos creadores no tengan que recurrir a una editorial para que sus obras salgan a la calle: "El hecho de que haya mas obras no quiere decir que los escritores estén mejor pagados", y recuerda que "la proporción de artistas en esta ciudad es alto".

Otro factor que señala Salazar es la mayor conciencia de la necesidad de proteger las obras ante la proliferación de portales y soportes online que facilita el robo intelectual y la "falta de respeto absoluto hacia el autor". En cuanto a la forma de inscribir una obra, el granadino explica que es bastante sencillo y que la Junta de Andalucía lo ha facilitado mucho: "Subes el archivo, pagas la tasa -15 euros- y recibes el certificado".

Esos datos engloban todas las disciplinas artísticas, aunque las mayores cifras de inscripciones se concentran en las obras literarias y científicas, junto a las musicales. A continuación aparecen los trabajos cinematográficas y audiovisuales y a las creaciones artísticas y técnicas. El 74,9% de las solicitudes se enmarcaron en el primer grupo, con un total de 430 solicitudes; el 15% en el segundo, con 75; y el 6% en el tercero, con 34 obras. Con una cifra menor -15 inscripciones- aparecen las actuaciones, producciones o prestaciones, lo que supone el 4,3% del total.

Granada suma un total de 4.886 solicitudes sobre propiedad intelectual en los últimos siete años y aunque los datos de 2017 no son negativos, no logran superar los alcanzados en 2010, año en el que hubo mayor peticiones registradas, un total de 667.

El número total de titulares de derechos ascendió el año pasado a 682, de los que 671 se correspondió con los propios autores y sólo 11 con otras categorías de titularidad. De nuevo sólo Sevilla, con 1.574, y Málaga, con 916, superan en este ámbito a Granada, que contabilizó 4.840 titulares.

Ante estas cifras, el delegado de Cultura, Guillermo Quero apela a la necesidad de seguir unificando, garantizando y protegiendo la valiosa contribución de los autores. "La vitalidad de una sociedad emana de la pujanza de su tejido cultural y científico", y apunta que estas cifras confirman una vez más el protagonismo cultural de Granada en Andalucía, a la vanguardia en propuestas creativas y en contribución al conocimiento científico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios