Actual

Una nueva ley dejará al Ayuntamiento como responsable económico de la OCG

  • La Junta de Andalucía mantendrá su participación y su compromiso en el Consorcio Granada por la Música aunque la orquesta pasa a estar asimilada al Régimen Local

La Orquesta Ciudad de Granada (OCG) tendrá que adecuarse a la nueva ley del régimen local, lo que implica que su balance económico tiene que adscribirse a una administración pública, que en este caso será el Ayuntamiento de Granada. Este nuevo paso no significa que el consenso entre las instituciones que forman parte del Consorcio Granada por la Música haya saltado por los aires y, de hecho, ambas partes subrayan el entendimiento y la cordialidad con la que se está llevando a cabo este proceso. La Ley 27/2013 sobre adscripción de los consorcios a una administración pública supone que la OCG tendrá que consolidar sus cuentas con el Consistorio, algo que, según fuentes de la orquesta consultadas por este periódico, facilitará la gestión económica porque un régimen local es mas cercano, "mientras que el engranaje de la Junta es más farragoso con todas sus intervenciones". Queda para más adelante el cambio en los estatutos del Consorcio Granada por la Música, lo que supondrá estudiar si la presidencia va a ser rotativa o no. De momento el alcalde de Granada, José Torres Hurtado, ostentará este cargo durante el próximo año, algo que se ha consensuado entre el Ayuntamiento y la Junta (que mantienen su 42% de participación, respectivamente, con un 10% para la Diputación). El 6% restante pertenecía a CajaGranada, entidad que abandonó hace años el Consorcio, por lo que otro punto que se abordará en las próximas reuniones es cómo se repartirá este porcentaje. "Para asignar el balance económico de la orquesta al Ayuntamiento se ha tenido en cuenta que, a igualdad de proporción, se adecua más al ámbito de actuación del Consorcio, que en el caso de la OCG es eminentemente local", señalan desde la OCG sobre un camino que también van a tomar las orquestas de Córdoba y Málaga. La ROSS de Sevilla, por su parte, se queda al margen porque se convirtió en Sociedad Anónima hace tiempo.

Para el concejal de Cultura, Juan García Montero, lo importante de este paso es el "gran entendimiento que está existiendo" entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía, que por otro lado verá aliviado con esta medida su balance contable. "Todo va a seguir igual, sólo que a partir de ahora el Ayuntamiento será el responsable de la orquesta a nivel presupuestario", concluye el edil.

La OCG, que vive un momento de mayor desahogo económico y ya ha liquidado 500.000 euros de su deuda con la Hacienda pública, tiene que adecuarse al nuevo marco legal, aunque parece que la armonía institucional está a salvo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios