Ciencia hoy

Pero entonces, ¿la Tierra se derrite?

  • Granada dará cobijo al Primer Simposium Internacional sobre la Antártida y la Evolución Climática · Expertos de todo el mundo se reunirán del 7 al 11 de septiembre en la ciudad

La Antártida son los síntomas de las enfermedades que puede padecer la tierra. Eso es lo que expertos de todo el mundo analizarán en el Simposium Internacional sobre la Antártida y la Evolución Climática. El encuentro, que ha conseguido reunir a gente muy reconocida en el campo del paleoclima, tiene como presidenta del comité organizador a Carlota Escutia Dotti, y cuenta con el apoyo de la UGR, el Ayuntamiento de Granada, el Consorcio Parque de Las Ciencias, el CSIC, Adrill y el Ministerio de Ciencia e innovación.

Cinco días que se dedicarán enteramente al estudio del paleoclima terrestre y la región Antártica. A este primer congreso internacional acudirán alrededor de 300 investigadores procedentes de todo el mundo, teniendo su sede en el aula plenaria del Parque de las Ciencias.

En el programa presentado hay exposiciones y ponencias orales, para las cuales, la mitad de los oradores serán invitados. Serán grandes expertos en el tema "no sólo de los que trabajan en la Antártida, sino también los que tiene estudios en los trópicos, los que obtienen datos del subsuelo marino, así como los que trabajan sobre la dinámica del océano", explica Carlota Escutia. "La Tierra no es un sistema en el que puedas coger el Ecuador por un lado y los Polos por otro. Todo esta interconectado" sigue afirmando Escutia.

Una programación interdisciplinar, en la que se supone el cambio climático actual, pero no como algo provocado únicamente por las medidas instrumentales que tienen los humanos desde la Revolución Industrial, sino del clima inherente de la tierra como sistema natural. La comunidad científica representada en este encuentro intentará estudiar los casquetes polares y su estabilidad frente a épocas cálidas y entender cómo reacciona el Casquete Polar Antártico en condiciones similares a las que vamos a tener el futuro y que ya ha habido en el pasado. "La tierra no es el problema, ya ha estado muy caliente en otras épocas. Es un sistema natural que tiene cambios, una variabilidad climática lógica, a la cual consigue adaptarse", asegura Escutia. El problema es que en esa variabilidad climática original, el ser humano ha incrementado la velocidad del proceso. La preocupación científica, por tanto, es que muchas de las partes del sistema no puedan adaptarse a ese cambio provocado por la velocidad.

Los casquetes polares terrestres, como el de Groenlandia y los dos de la Antártida, presentan unos 60 metros de agua. El cambio climático los está afectando, pero "no esperamos que se funda todo de golpe, aunque con unos 50 cm, 1 ó 2 metros, tenemos ya grandes problemas a nivel humano", resume la organizadora.

Lo que interesa en estas reuniones es "entender para poder paliar", hacer predicciones que permitan hacer menores los riesgos a los que se enfrenta la especie humana.

Entre los científicos de renombre que se han prestado en venir a las jornadas se puede encontrar a James Zachos -el padre del paleoclima-, Rob De Conto o David Pollard, estos dos últimos científicos reconocidos que publican habitualmente en la prestigiosa revista científica Nature.

El congreso, que llevará por nombre oficial First Antartic Climate Evolution Symposium, además de ser una presentación de ponencias orales, también contará con paneles en los que las personas que intervengan expondrán los resultados de sus propias investigaciones. Habrá talleres de trabajo en diferentes temas y también proyectos.

"Una de la finalidad del simposium es que la última tarde se realicen unas dos horas de discusión con todas las conclusiones sacadas de los días pasados, así como exponer hasta donde hemos llegado, qué es lo que sabemos y lo que no y así poder establecer prioridades y objetivos científicos para seguir trabajando en los próximos cinco o diez años. Todo con el pensamiento de que esto nos sirva de camino, de hoja de ruta decidida por toda la comunidad antártica" explica detalladamente Carlota Escutia . La presidenta del comité organizador de esta primera experiencia asegura que "lo que nos interesa es estar muy centrados en los objetivos queson prioritarios para poder dar información al panel intergubernamental que lleva el cambio climático". Concluye afirmando que todos los que han puesto en marcha este congreso están muy satisfechos pues "para Granada y para España es un punto importante ser anfitrión de este proyecto y tener a la Comunidad Científica Internacional aquí".

Los temas principales del encuentro serán cuatro: el primero estará relacionado con los avances en conocimientos sobre condiciones climáticas y modelaje en la época cenozoica. El segundo se dedicará a la integración de datasets geológicos, geofísicos y geoquímicos. El tercero se centrará en los vínculos entre el Ártico, los trópicos y el Antártico, mientras que el último hablará, entre otros temas, sobre deglaciaciones y predicciones.

La finalidad es conocer cómo se producen los cambios climáticos y analizar las pautas de tales cambios. El hecho de que Granada haya sido elegida como la ciudad en la que se celebrará el primer simposium muestra la importancia que España tiene cada vez más en el campo de la ciencia internacional y el interés que la comunidad científica mantiene en el país. El Parque de las Ciencias se ha convertido, en ese respecto, en uno de los grandes referentes, tanto por las instalaciones que posee como por las curiosidades que despierta.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios