Música clásica

El evangelio según Bernstein

  • Deutsche Grammophon publica por primera vez en formato DVD las sinfonías de Beethoven que Leonard Bernstein dirigió a la Filarmónica de Viena en los años 70

Leonard Bernstein (Lawrence, Massachusets, 1918 - Nueva York, 1990) fue uno de los directores más célebres e influyentes de la segunda mitad del siglo XX, sin duda el primer maestro estadounidense que alcanzó prestigio y reconocimiento generalizados en Europa. Compositor muy estimable, pianista de mérito y gran divulgador musical, para lo que aprovechó el poder incipiente de la televisión en los años 50 y 60, fue sin embargo su faceta directorial la que le dio fama y gloria universales. Algunas de sus obras (la ópera en un acto Trouble in Tahiti, la opereta Candide, el musical West Side Story, la Misa, su Sinfonía nº3 o los Salmos de Chichester, entre las principales) siguen programándose y grabándose con frecuencia, pero es el Bernstein director el que está presente con mayor profusión en los anaqueles y en la memoria de los aficionados.

Deutsche Grammophon los enriquece publicando por primera vez en DVD el ciclo sinfónico de Beethoven con la Filarmónica de Viena, que había salido ya en CD, VHS y láser-disc, pero permanecía inédito en el principal formato multimedia de nuestros días. DG lo presenta en una caja que contiene 7 DVD, pues se completa con otras obras del compositor.

La relación de Bernstein con Beethoven fue constante durante toda su carrera, hasta el punto de ser la 7ª Sinfonía del compositor de Bonn la última obra que dirigió, en agosto de 1990, dos meses antes de su muerte. Para Bernstein, Beethoven era sobre todo el gran demiurgo de la forma. Poco dotado para la melodía, a veces poco variado e imaginativo con la armonía y siempre tosco con la orquestación, el director americano dibuja la imagen de un Beethoven en permanente lucha por la perfección que intuía albergar dentro de sí, hasta lograr, como ningún otro compositor en la historia, "que cada una de sus notas suene como inevitable". Al final, después de una dolorosa lucha con la materia sonora, Beethoven conseguía que cada nota escrita en sus partituras fuera la correcta, "como si el propio Dios se la dictara".

Partiendo de esta premisa, la concepción musical que el director americano tiene de Beethoven no puede ser otra que la del gran héroe trágico que adoraron los románticos, y toda esa pasión aflora a cada momento, alcanzando su máxima expresión en momentos de la Heroica (esos hachazos con las dos manos en la batuta, tan típicos de su estilo), de la Novena o de la Missa Solemnis, en la que el maestro parece transfigurado, como dictando su Evangelio.

Las nueve sinfonías, que ocupan los tres primeros DVD, fueron registradas entre septiembre de 1977 () y septiembre de 1979 (), la primera en la Konzerthaus vienesa y el resto en el Musikverein. El siguiente DVD es de altísimo interés, pues además de una impresionante Missa Solemnis con la Orquesta del Concertgebouw de Amsterdam (1978), se incluye la Fantasía para piano, coro y orquesta (grabación de 1985) y fragmentos del ballet Las criaturas de Prometeo (1978), obras que no estaban disponibles en el repertorio del director en CD. El quinto DVD incluye una versión orquestal del Cuarteto Op.131 (1977) y las oberturas Leonora III, Rey Esteban (1978), Coriolano y Egmont (1981). La oferta se completa con un doble DVD que sí estaba ya en el mercado y que contiene el célebre ciclo de los cinco Conciertos para piano que Bernstein comenzó a grabar con Kristian Zimerman en 1989 (, y ) y que, fallecido el director, el pianista polaco concluyó, dirigiendo él mismo desde el teclado, en diciembre de 1991.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios