Festival Retroback

El cine fantástico italiano o cómo sacar "al monstruo interior"

  • El Retroback de Granada acogió una mesa redonda compuesta por grandes autores del cine italiano de ciencia ficción y rinde culto a su larga y ardua historia. El festival proyecta además una serie de catorce películas y expone más de ochenta carteles originales.

La "fuerza expresiva" del rostro de los actores, la "estética por encima de la lógica", el erotismo y "los monstruos que hay dentro de cada persona" son algunas de las características del cine fantástico italiano, protagonista del festival de cine clásico de Granada, Retroback.

Así lo han apuntado hoy en una mesa redonda varios de los principales críticos de este género cinematográfico, como son Antonio Bruschini, Lorenzo Codelli, Carlos Aguilar o Javier G. Romero, autor de la "Antología del Cine Fantástico Italiano" editada con motivo del festival.

A las anteriores rasgos que definen este cine se suman, según los críticos, la "tremenda audacia en el tratamiento de los temas" o la "atmósfera operística", heredada de la tradición melodramática italiana.

También han reseñado cómo el cultivo de este género cinematográfico en Italia apenas abordó las historias de Ciencia Ficción, si bien cuando lo hizo obtuvo un resultado "notable".

A este respecto, han aludido a varias de las películas realizadas por Antonio Margheriti, como "Space men" o "Il pianeta degli uomini spenti", o a la obra "Terror en el espacio", de Mario Brava, que para los críticos sentó las bases del popular "Alien" realizado por el británico Ridley Scott.

El cine fantástico italiano, cuya época dorada se considera la de los años sesenta, llegó a desarrollar según los críticos una "enorme agresividad" en algunos de sus exponentes, calificada por los participantes en el debate como "de caníbal".

Precisamente fueron los directores italianos los impulsores de la corriente del "cine de caníbales", cuya película más representativa fue "Holocausto caníbal" y a cuyo director, Ruggero Deodato, se le abrió un proceso judicial por creerse en un primer momento que se trataban de imágenes reales -además de escenas de canibalismo explícito se presentaban torturas a personas y animales-, si bien más adelante se comprobó que se trataba de un montaje.

Tanto los críticos presentes en el debate como el autor de un artículo incluido en la antología citada sobre la "Historia del cine fantástico italiano", Giorgio Placerani, coinciden en que dicho género prosperó a pesar de contar con muy pocos recursos materiales y económicos, de carecer de referencias en la tradición literaria italiana y de sufrir el desprecio de la crítica cultural de la época, de corriente católica o marxista.

"Ante todo, el fantástico italiano ha conservado la lección fundamental del neorrealismo: la de hacer un cine pobre a cualquier precio", han concluido los críticos.

Retroback ha dedicado su ciclo más importante a este género cinematográfico, en el que proyectará una selección de catorce películas entre las que se encuentran "Todos los colores de la oscuridad" (1971), "Huellas de pisadas en la Luna" (1974) o "I Vampiri" (1957).

Además el festival ha organizado una exposición de ochenta carteles originales que en su día promocionaron estas películas en Italia y contará con la presencia de dos de los principales directores del género, Dario Argento ("Trauma") y Pupi Avati ("La casa dalle finestre che ridono").

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios