Actual

La joven guitarra de Lionel Loueke exhibe hoy su poderío

  • El músico de Benin, que dejó asombrados a artistas como Waye Shorter o Herbie Hancock, llega al Parque del Majuelo en formato de trío con sus nuevos temas

Para romper con la línea del concierto inaugural, que deparó la actuación de una leyenda viviente como Jimmy Cobb, llega esta noche a Jazz en la Costa un joven valor del jazz y con un gran futuro por delante. Se trata del guitarrista Lionel Loueke, quien inició hace escasos cuatro años su carrera como solista, tras una gran experiencia acumulada acompañando a consagrados del género, como Terence Blanchard, Avishai Cohen o Herbie Hancock.

Pese a que la pobreza dominó la infancia de Loueke en su país natal, Benín -situado al oeste de África-, de pequeño tuvo clara su vocación por la música y, especialmente, por la guitarra. De hecho, le demandó un duro año de trabajo conseguir los cincuenta dólares para comprarse su primer instrumento, aunque le costó más todavía afrontar su mantenimiento. Su presupuesto le impidió comprar unas cuerdas nuevas cuando se le rompieron, pues debía encargarlas especialmente en Nigeria, aunque ello no fue suficiente para frenar su inclinación, y terminó acudiendo a cables de freno de bicicleta para reemplazar las cuerdas rotas.

A los 17 años, en 1990, Lionel Loueke se trasladó a Costa de Marfil para estudiar en el Instituto Nacional de Arte, y entre 1994 y 1998 acudió a la Escuela Americana de Arte Moderno de París. Tras conseguir varios premios, en 2001 participó en una audición del Instituto de Jazz Thelonious Monk de la University of Southern California, donde resultó seleccionado por un jurado internacional compuesto, entre otros, por leyendas del jazz como Herbie Hancock, Wayne Shorter o Terence Blanchard. Cuando aún no había completado sus estudios, éste último lo fichó para su banda, con la que grabó los álbumes Flow y Bounce. También Hancock contó con él en sus trabajos Possibilities y River: The Joni Letters.

Junto a estas obras, Loueke comenzó a forjarse una carrera propia a través del trío Gilfema, con el que grabó dos discos, hasta que se lanzó definitivamente en solitario con In a trance, en 2005, al que siguió Virgin Forest dos años después. Su último trabajo es Karibu -que cuenta con las colaboraciones de Hancock y Shorter-, que presentará esta noche en El Majuelo de Almuñécar, y donde combina con gran talento el lenguaje de la guitarra de jazz con el salto rítmico de la música africana.

El prolífico bagaje de colaboraciones del guitarrista de Benin no se queda en estos nombres, pues también ha tocado con artistas consagrados de los más diversos géneros, como Richard Bona, Kenny Garrett, Sting, Angelique Kidjo, Dianne Reeves, Cassandra Wilson, John Patitucci, Roy Hargrove o Santana. Se trata de uno de los grandes nombres del futuro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios