Actual

Se hace camino al andar

HAN pasado cinco años desde aquel mes de junio de 2004 en el que el Coro de la Orquesta Ciudad de Granada hizo su debut en el Auditorio Manuel de Falla. Junto a él sonaba la OCG, con la que desde sus inicios siempre ha aspirado a ser una realidad indivisible. En el podio se encontraba Josep Pons, entonces todavía director de nuestra orquesta; en bambalinas, Mireia Barrera, la flamante directora fundadora de este coro y principal artífice del proyecto. El programa incluyó dos canciones de Juan Alfonso García, la cantata Rejoice in the lamb de Britten, y el Magnificat de Johann Sebastian Bach. Tras la actuación, una prolongada ovación, y muchas ganas de seguir adelante con esta maravillosa iniciativa que acababa de nacer.

Estos son los elementos que componen una figurada acta fundacional del Coro de la OCG, una realidad musical de nuestra ciudad que en sus cinco años de existencia ha sufrido un desarrollo artístico y una evolución vocal sumamente interesantes. Si hoy le preguntásemos a los miembros de la formación sobre aquel concierto, posiblemente responderían que les cambió su percepción de la música en muchos aspectos. No es ningún secreto que la mayor parte de los componentes de este coro ya habían pertenecido a otras formaciones. Sin embargo, cantar en el Coro de la OCG imprime un carácter que, de forma casi inconsciente pero indeleble, va calando en sus miembros: el amor por la música, la ilusión ante cada nuevo montaje, la consciencia de que es necesario trabajar de forma responsable dentro y fuera de los ensayos, el interés por continuar formándose... Es en estos elementos donde reside el éxito de esta iniciativa.

La génesis del coro estuvo en una convocatoria general que se lanzó a todos aquellos que sintieran amor por la música coral y que tuvieran una mínima formación vocal. Cerca de trescientas personas acudieron a aquel encuentro, del que salieron seleccionados los veintiséis primeros componentes. Posteriormente, por medio de pruebas individuales, fueron incorporándose nuevos miembros hasta formar un corpus de treinta y dos cantantes. Con el tiempo, este núcleo inicial se ha ido enriqueciendo con nuevas voces; al mismo tiempo, otros han tenido que abandonar el proyecto. Pero el espíritu inicial pervive.

Desde entonces, este coro ha defendido un considerable número de programas, entre los que podríamos destacar la interpretación de Sinfonía nº 2 'Lobgesang' y La primera noche de Walpurgis de Mendelssohn, la Pasión según San Juan y la Misa en Si menor de Bach, el Requiem y la Misa en Do menor de Mozart, Cristo en el monte de los olivos de Beethoven o La infancia de Cristo de Berlioz, además de la participación como coro de escenario en las últimas tres convocatorias de El Mesías de Haendel. Directores como Sebastian Weigle, Harry Christopher, Christopher Hogwood, Pablo González Philip Picket, Josep Pons, Michael Tilson Thomas, David Parry o el actual titular de la OCG, Salvador Mas, han alabado la capacidad de trabajo y ductilidad del Coro de la OCG. Ha grabado, junto con Christophe Rousset y Les Talens Lyriques, la ópera Il califfo di Bagdad de Manuel García para el sello Archiv.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios