Actual

Los jardines de la Alhambra se hermanan con los de Changdok

  • El fotógrafo coreano Bai Bien-U retrata en una exposición fotográfica a los jardines del conjunto monumental nazarí para mostrar las similitudes que tiene con los palacios que existen en Seúl

La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca, presentó ayer la exposición fotográfica Soul Garden. Jardín del alma, del fotógrafo coreano Bae Bien-U. Más de treinta fotografías componen esta muestra instalada en la Capilla del Palacio de Carlos V, hasta el próximo 13 de septiembre, que tiene como protagonistas absolutos los jardines, bosques y huertas del conjunto monumental nazarí, y del Palacio Changdok de Seúl, en un intento por 'hermanar' dos lugares míticos considerados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

"El monumento de la Alhambra siempre fue un lugar de inspiración", apuntó Villafranca, "recuperando ese espíritu se planteó la posibilidad encargar trabajos artísticos específicos". El resultado del primero de estos encargos ha sido la muestra fotográfica que se presenta, realizada por el fotógrafo coreano a lo largo de dos años, en los alrededores del conjunto monumental. "Ha estado en distintas épocas del año, atrapando los instantes, los tiempos de la Alhambra".

La idea que sostiene la propuesta estética de Bae Bien-U es la apreciación de la naturaleza tal cual es. El artista ha explorado y desarrollado este enfoque durante años en otros bosques y jardines, y en cada lugar ha encontrado un significado extraordinario y específico.

Bae busca pertenecer al lugar, identificarse con él plenamente a través del objetivo de su cámara captando su dinamismo, su variedad, el perpetuo equilibrio entre el movimiento cíclico de las estaciones, la mezcla de realidad y ensueño, el pasado y el presente, para crear una historia gráfica con los materiales que le brinda la propia naturaleza, y poder así atrapar con su percepción artística el genius loci o alma del jardín. "El arte de hoy usa más el cerebro que el alma", comentó el comisario de la exposición, el también coreano Wonkyung Byun, "pero Bae contempla la naturaleza con su corazón". La exposición recoge no sólo fotografías de los jardines y entornos de la Alhambra y el Generalife, sino también del Palacio Changdok, ubicado en Seúl. "A medida que iba trabajando en el proyecto", explicó el artista, "iba pensando más en el parecido que existe con el Palacio Changdok, que también tiene una historia similar, quizá con un siglo de diferencia".

El motivo no es otro que 'hermanar' ambos conjuntos escultóricos, que, a diferencia de otros muchos lugares, fueron diseñados con la idea de conservar el entorno natural, al inspirarse en la tradición oriental de relacionar arquitectura y paisaje, respetando el equilibrio y armonía con el que han sido creados. "Ahora los dos jardines más importantes del mundo se han unido" expuso Bae, "y la gente de ambos países también lo han hecho. Espero de todo corazón que esta unión perdure en mis fotos".

Como anécdota, puede mencionarse que en la última visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a Corea del Sur, intercambió regalos con su homólogo coreano; el regalo que recibió de éste como bienvenida al país asiático fue un libro de fotografías de Bae, centrado en imágenes del pino, árbol nacional del país. "En cuanto llegué aquí, me di cuenta de que el árbol más grande de la Alhambra es un pino, y entonces ya me di cuenta de por qué me querían a mí", dijo el fotógrafo.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios