En la categoría mueble

El reconocimiento del legado de Lorca como Bien de Interés Cultural es oficial

  • El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publica hoy la resolución de la Dirección General de Patrimonio Histórico por la que se incoa el procedimiento 

Una imagen de Lorca expuesta en la primera exposición con el legado en el Centro de la Romanilla. Una imagen de Lorca expuesta en la primera exposición con el legado en el Centro de la Romanilla.

Una imagen de Lorca expuesta en la primera exposición con el legado en el Centro de la Romanilla. / Álex Cámara

Ya es oficial. El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publica hoy la resolución de la Dirección General de Patrimonio Histórico y Documental por la que se incoa el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, del legado de Federico García Lorca, custodiado en el centro que lleva su nombre en Granada. La declaración BIC del legado del poeta garantiza su unidad y su conservación en óptimas condiciones.

La colección está compuesta por una ingente cantidad de documentos originales, manuscritos autógrafos de su obra poética, dramática o en prosa, libros, dibujos, cuadros y grabados, cartas y fotografías. También, partituras y discos, documentos personales, administrativos, carteles, programas e invitaciones, entre otros elementos, que abarcan desde 1909 a 1936, año en que "le fue arrebatada violentamente la vida", se lee en la resolución.

El conjunto documental se encuentra en buen estado de conservación, habiendo mantenido como valor añadido su integridad y unidad, permitiendo reconstruir de forma modélica facetas de su trayectoria vital y reconocer su genialidad artística y su compromiso social.

Además del patrimonio documental y bibliográfico, el legado cuenta con otros bienes muebles entre los que destacan los testimonios artísticos -pinturas, dibujos y grabados- de él y de otros creadores: decorados, figurines, bocetos para carteles de Salvador Dalí, Manuel Ángeles Ortiz, José Caballero, Benjamín Palencia, Emilio Grau, Ismael González de la Serna o Ramón Gaya, entre otros; y algunas piezas de indumentaria como el vestuario para representar los Títeres de la Cachiporra, el traje de marinero de Federico para la fiesta de Buenos Aires o el mono y la insignia del grupo teatral La Barraca.

Dado lo expuesto, atendiendo al valor patrimonial intrínseco del legado lorquiano, y más allá de la vinculación desde distintas perspectivas del poeta y su obra con Andalucía, y con la provincia de Granada en particular, se considera suficientemente justificada la declaración de Bien de Interés Cultural de la colección de referencia. Por ello, se resuelve incoar el procedimiento para la inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como Bien de Interés Cultural, categoría mueble, del archivo del escritor.

Junto a ello, se hace saber a los propietarios, titulares de derechos y simples poseedores de los bienes que tienen el deber de conservarlos, mantenerlos y custodiarlos, de manera que se garantice la salvaguarda de sus valores. Asimismo, deberán permitir su inspección por las personas y órganos competentes de la Junta, así como su estudio por las personas investigadoras acreditadas por la misma.

Además, no podrán ser sometidos a tratamiento alguno sin autorización expresa de la consejería competente en materia de patrimonio histórico y existe el deber, antes de efectuar cualquier cambio de ubicación de dichos bienes, de notificarlo a la citada consejería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios