Actual

Un mensaje de cambio con música

  • Llega a Jazz en la Costa la banda Playing for Change, que se hizo famosa en internet gracias a los diferentes intérpretes que, desde los más recónditos lugares del mundo, tocaban juntos un mismo tema

Tras las presentaciones gratuitas de Funkdación y la Blues Band de Granada, Jazz en la Costa pone hoy en marcha su tradicional programación de conciertos en el escenario del parque El Majuelo. Y lo hace de la mano de Playing for Change, un experimento que se inició en 2005 de la mano de Marc Johnson, que tuvo la idea de reunir a músicos callejeros de diversas culturas y hacerlos tocar al mismo tiempo, pese a que los separaban miles de kilómetros de distancia. El pequeño proyecto se convirtió en un movimiento global que trasciende lo musical y que ostenta la paz y la solidaridad como puntas de lanza.

Una decena de ese grupo de músicos estará esta noche en el festival de jazz sexitano sin distancia alguna que separe a sus miembros. Encabeza la banda la carismática voz de Grandpa Elliot, que junto a su armónica emula ahora desde los escenarios de medio mundo aquellas incontables noches tocando en su esquina de la calle Royal de Nueva Orleans, donde se lo puede seguir encontrando cuando no está de gira con Playing for Change.

El experimento de Johnson, ingeniero de sonido y productor estadounidense, surgió casi por casualidad y fue creciendo como una bola de nieve. Recorriendo las calles de Santa Mónica, en California, se detuvo ante una majestuosa interpretación del tema Stand by me, de Ben E. King, por parte del músico callejero Roger Ridley. Se le ocurrió que otros músicos de culturas y lugares distantes podrían interpretar la canción al mismo tiempo, y con un pequeño equipo portátil viajó por diversos países para que los músicos, auriculares mediante, pudieran tocar el viejo clásico a la vez escuchándose entre sí.

Gracias a su destacada reputación, pese a ser un músico callejero, Grandpa Elliot fue el primer fichaje. A él se fueron sumando otros como el vocalista Clarence Bekker, descubierto en Barcelona, y más músicos que realizaron sus aportes desde lugares tan remotos entre sí como la India, Sudáfrica, Oriente Próximo, Nepal o Irlanda. Las grabaciones dieron como resultado no sólo la difundidísima versión de Stand by me, sino también de otros temas -algunos de Bob Marley como One love y War: No more trouble-, recogidos en el disco Songs around the world.

El modesto proyecto pasó a ser un movimiento global dispuesto a demostrar que la música une, que puede ser ajena a los intereses económicos y que puede servir para expresar un mensaje de paz alto y claro. Las nuevas tecnologías y las redes sociales tuvieron mucho que aportar a ello, hasta el punto de que a día de hoy el vídeo del tema estrella fue visto más de 43 millones de veces en Youtube.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios