Actual

"Con las leyes migratorias de Trump, no me podría haber criado en EE UU"

  • El director neoyorquino recibirá mañana en Oviedo el Premio Princesa de Asturias de las Artes

El director Martin Scorsese durante el acto en Oviedo. El director Martin Scorsese durante el acto en Oviedo.

El director Martin Scorsese durante el acto en Oviedo. / J.L.Cereijido/ EFE

El cineasta Martin Scorsese cuestionó en la capital asturiana la política migratoria del Gobierno de Donald Trump advirtiendo: "Si se hubiese empezado a aplicar en 1909, yo no estaría aquí", dijo respecto a su vida en los Estados Unidos. Scorsese apostó por la vuelta a unas políticas migratorias "razonables" que permitan que Estados Unidos no pierda su esencia de país acogedor de diferentes culturas.

El director de cine llegó el pasado domingo a Oviedo para recibir mañana el premio Princesa de Asturias de las Artes, relevando de esta forma a compañeros como Francis Ford Coppola o Woody Allen. En su intervención, Scorsese hizo un alegato a favor del cine en su clásica dimensión: visto en compañía de otras personas y en gran pantalla. "El cine del que yo vengo o el que intento mantener, restaurar y respetar necesita ser visto con público". A pesar de ello afirmó la imposibilidad de obviar el nuevo modelo de consumo del cine.

"No sabemos a dónde se dirige el cine ni en qué se va a convertir la imagen en movimiento. A lo mejor el cine era eso, lo que se hacía durante sus cien años de vida, y ahora entramos en una nueva fase que puede ser un agujero negro durante quince años a causa de la tecnología", señaló el autor de Taxi Driver.

En cualquier caso Scorsese no considera que las series sean el nuevo cine, y vincula éstas más al fenómeno de las novelas.

Una vez más, en la próxima película del cineasta, titulada The Irishman, pendiente de estreno, la historia versará sobre bandas de gángsters, el mundillo que absorbió desde su infancia en la barriada neoyorquina de Queens.

Desprovisto de sus habituales gafas de pasta y a sus 75 años, Scorsese admitió que ya le quedan por afrontar pocos proyectos cinematográficos. También afirmó que no le importaría rodar una película sobre Silvia Earle, la oceanógrafa que también recibirá el premio asturiano.

El director también se confesó en deuda con su actor fetiche, Robert de Niro, por sus papeles como Travis Bickle de Taxi Driver, Jake La Motta de Toro Salvaje y Jimmy Conway de Uno de los nuestros."Hemos tenido y seguimos teniendo telepatía, somos capaces de comprendernos sin necesidad de hablar. Nos conocimos a los 16 años y es probablemente la persona que mejor sabe cómo crecí, como viví, la subcultura en la que he vivido y que entiende todo de una manera especial. Es una gran inspiración para mí", dijo sobre el actor.

El rey Felipe VI entregará mañana en Oviedo los Premios Princesas de Asturias, que en esta edición distinguirán, además de a Scorsese, a otros renombrados creadores como la periodista mexicana Alma Guillermoprieto. También recibirán sus galardones la escritora francesa Fred Vargas, el filósofo estadounidense Michael J. Sandel, el biólogo sueco Svante Pääblo, así como la ya mencionada Silvia Earle.

La ceremonia, que será difundida por medios internacionales, tendrá lugar como cada año en el Teatro Campoamor de Oviedo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios