Actual

Los músicos de la OCG participan en 'Mosaico de sonidos'

La música como instrumento de desarrollo personal y de integración social es el eje central del proyecto Mosaico de Sonidos, un programa de la Asociación Española de Orquestas Sinfónicas (AEOS), Plena inclusión y la Fundación BBVA. Su objetivo es acercar a las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a la música y ayudarles a descubrir sus posibilidades expresivas, convirtiéndoles en compositores e intérpretes, e integrándoles en una orquesta sinfónica durante un concierto, contribuyendo así a su inclusión social.

El programa está siendo desarrollado desde hace meses por catorce orquestas, entre ellas la OCG de Granada, y ocho federaciones autonómicas de Plena inclusión a través de talleres de creación sonora que lideran 140 músicos y personal administrativo de las orquestas y en los que participan 228 personas con discapacidad.

La actividad de los talleres se está articulando en torno a La flor más grande del mundo, una composición de Emilio Aragón -que ha cedido su uso a este proyecto- y basada en el cuento homónimo del Nobel de Literatura José Saramago. "Buscábamos una música que fuera a la vez muy positiva, alegre y fácil de asimilar", explica Mikel Cañada, creador y de Mosaico de Sonidos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios