Actual

Las obras en el Conservatorio dejan sin clases a más de 350 alumnos

  • Los trabajos de insonorización y acristalamiento en más de la mitad de las aulas del centro retrasan el inicio normal del curso académico hasta "finales de este mes" e impiden que se impartan todas las materias

Los más de 350 alumnos del Real Conservatorio Superior de Música Victoria Eugenia de Granada tendrán que esperar hasta "finales de este mes" para iniciar con normalidad el nuevo curso académico. Las obras de insonorización y de acristalamiento con doble ventana en más de la mitad de las aulas del centro están impidiendo el arranque de las clases en la gran mayoría de asignaturas de todos los cursos, por lo que alumnado y cuerpo docente al completo están ahora pendientes tan sólo de la reanudación normal del calendario.

"La reforma es muy compleja y, aunque no se está llevando a cabo en todo el centro, sí que afecta a las aulas más importantes y de mayor tamaño, alrededor de una veintena, por lo que la sensación en la parte más visible del edificio es la de estar en obras. El inicio de una buena parte de las clases tendrá que esperar hasta que finalice la reforma, pero se está intentando cumplir el programa de otras materias", aseveró ayer el director del Conservatorio, Francisco González Pastor, quien avanzó que la planta superior se podrá empezar a ocupar "a principios de la próxima semana", mientras que el resto de las aulas tendrán que esperar hasta el 30 de octubre, coincidiendo con el acto oficial de apertura del nuevo año académico.

Los trabajos de rehabilitación en el Conservatorio empezaron el pasado 23 de junio, nada más finalizar el pasado curso, y en respuesta a la denuncia que los vecinos interpusieron al Ayuntamiento de Granada. En este tiempo, un equipo de técnicos ha estado trabajando para cerrar con doble ventana, acristalar y crear un vestíbulo en las aulas, así como para instalar aire acondicionado e insonorizar al completo los espacios con material aislante térmico y acústico. Se trata así de solucionar los dos problemas principales que presenta el actual edificio y que más quejas han recibido por parte de vecinos y de los propios alumnos: la contaminación acústica con el exterior y el acoplamiento de los sonidos de unas aulas a otras. No obstante, cuando las obras finalicen, el edificio contará con "uno de los acondicionamientos más modernos y de mayor calidad de todos los conservatorios de Andalucía", según apostilló González Pastor.

Los alumnos, que deberían haber empezado sus clases el pasado 22 de septiembre, ya han manifestado sus quejas e incluso las han elevado a la Delegación de Educación ante la "completa desinformación" que reciben de cuanto sucede por parte del centro, según manifestó un grupo de alumnos. "Oficialmente no hay ningún tipo de comunicado, la mayoría de los profesores ni aparecen por el Conservatorio y en estas dos semanas tan sólo hemos dado una hora de clase", contaron. Pese a todo, la principal preocupación de los alumnos no consiste tanto en la demora en el tiempo, sino en las consecuencias que podrá tener para su aprendizaje y que les situará en unas peores condiciones para cualquier audición respecto a intérpretes de otros centros.

El director de la institución insistió en que, desde el inicio del curso, "el Conservatorio está en funcionamiento y que todos los alumnos pueden recibir algunas de sus clases", aunque reconoció que muchas de las materias teóricas colectivas, como Historia de Música, así como asignaturas prácticas como Música de Cámara han tenido que suprimirse "temporalmente" por la evidente falta de espacio en las aulas menores que no están en obras. Con todo, González Pastor insistió en que el objetivo del Conservatorio pasa ahora por normalizar "cuanto antes" la situación y continuar con su labor formativa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios