víctor pablo pérez. director de orquesta

"Las obras con voz de Mahler son de una belleza extraordinaria"

  • La Joven Orquesta Nacional de España interpreta hoy la última sinfonía del compositor vienés bajo la atenta mirada de la batuta burgalesa

El director burgalés, en una fotografía muy reciente. El director burgalés, en una fotografía muy reciente.

El director burgalés, en una fotografía muy reciente. / rafa martín

A la tierna edad de ocho años, Víctor Pablo Pérez (Burgos, 1954) tuvo en sus manos "inconscientemente" nada más y nada menos que el Amen de El Mesias de Haendel. Aquel flechazo con la música clásica le ha llevado a ser titular en algunas de las mejores orquestas españolas e, incluso, más recientemente llevar a cabo un maratón sinfónico con motivo del Día de la música, en el que tuvo que dirigir a cinco conjuntos que interpretaban nueve novenas. Una de ellas, escogida la última, puso el broche a la espléndida jornada: la Novena de Mahler. Esa misma, "su obra más vocal sin escribir una sola palabra", en palabras de la experimentada batuta, se llevará hoy al Palacio de Carlos V de la mano de la Joven Orquesta Nacional de España.

-Justo llega a Granada tras el maratón de Novenas. ¿Qué cualidades tiene que reunir una batuta para asumir este reto?

-Fundamentalmente conocer profundamente todo el repertorio hasta haberlo interiorizado. En este caso se trataba de obras que he dirigido en numerosas ocasiones con muy diversas orquestas y he tenido la oportunidad de madurar con ellas a lo largo de los años.

-¿De qué manera se lo preparó? ¿Tiene alguna manía justo antes de salir al escenario?

-Este proyecto fue preparado con una planificación exhaustiva de ensayos progresivos con las orquestas. En algunos casos pude programar en esta misma temporada alguna de las sinfonías para poder tenerlas cercanas en la memoria.

-He leído en el El País que la Novena de Mahler que dirigió "fue la interpretación más inspirada de usted en un incomprensible ascenso artístico según iba cerrando partituras". ¿Por qué se decantaron por esta última obra para acabar la maratón? ¿Su carga dramática?

-La Novena de Mahler es obra de una intensidad brutal que me impide seguir dirigiendo tras su desolador final. Por tanto aún cuando cronológicamente no correspondía finalizar la jornada con ella, solicité encarecidamente poder interpretarla en último lugar.

-En la Novena de este músico se hacen referencias a la muerte y a la sombra de la tragedia que sacude su vida personal. ¿Un ser atormentando es capaz de crear canciones más bellas que sintiéndose feliz?

-El dolor es una fuente de inspiración impresionante, ayuda a reflexionar sobre el sentido de la vida y prepara para la muerte inevitable. Es curioso que sea su obra más vocal sin escribir una sola palabra.

-¿Qué es lo que más le impactó de Mahler al descubrir su vida y obra?

-Todos sus obras con voz son de una belleza extraordinaria. A la genialidad del compositor se une una especial sensibilidad para sentir el texto y unirlo a la música.

-¿Lo más complicado a la hora de dirigir es graduar todas esas emociones que puede llegar a condensar la creación de un genio?

-Plantear la interpretación como un reto vital es algo muy excitante y atractivo. La música sin tensiones y distensiones no existe. Bruckner enseña mucho en la construcción de las grandes superficies sonoras. Hay que construir catedrales sonoras tal y como la vida y la muerte se producen.

-Dirigirá usted a la Joven Orquesta Nacional de España, en la que hay muchas mujeres. ¿Cuándo se verán más batutas femeninas en el escenario? ¿Por qué aún hay tan pocas mujeres que disfrutan y han disfrutado de la titularidad de una gran orquesta?

-Creo que poco a poco se irá normalizando esta cuestión. Es cuestión de tiempo y cultura.

-Este recital se ha hecho en coproducción con el Centro Nacional de Difusión Musical, pero ¿cree que las administraciones públicas invierten lo suficiente en este tótem cultural europeo?

-El Estado español desde el ministerio de Cultura bien podría intervenir planteando giras de nuestras excelentes orquestas por todos los auditorios del país que están tan necesitados de programación de interés. Sería un modo magnífico de visualizar los enormes avances sinfónicos que ha experimentado España. La cantera de músicos como los jóvenes de la JONDE es de una cálida extraordinaria. La mejor generación de la historia que además está inundando las grandes orquestas sinfónicas europeas.

-¿Algún compositor fetiche?

-Como antes comentaba Bruckner es para mí un compositor cercano, con el que he podido trabajar y construir las Orquestas Sinfónicas de Tenerife y Galicia. Ayuda a ver la música con dirección y a sustanciarla profundamente a través de los bloques armónicos y melódicos. Y además ofrece músculo y resistencia a las orquestas.

-¿Más gente iría a ver estos conciertos si…?

-Los medios comunicaran más, mejor y previamente los programas que se están proponiendo en nuestras más de 25 orquestas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios