Actual

Los paisajes de la colección Carmen Thyssen viajan a Girona

  • Cincuenta obras dan forma a una colección que pone especial atención a la evolución de los artistas catalanes junto a Monet, Gauguin o Sunyer

El CaixaForum de Girona se lanza a investigar la evolución del paisajismo catalán moderno a través de una cincuentena de obras pertenecientes a la colección privada de la baronesa Thyssen que se pueden ver en la exposición Rusiñol. Monet. Gauguin. Sunyer. El paisaje en la colección Carmen Thyssen.

La muestra, que se podrá ver desde hoy y hasta el 5 de enero de 2013, sigue la evolución del paisajismo, que va del romanticismo de Théodore Rousseau y Lluís Rigalt, que lideraron una visión naturalista, hasta los paisajes espectrales de Modest Cuixart, Joan Ponç y Antoni Tàpies, que en la época de Dau al Set, a través del surrealismo, entroncaron con la tradición romántica.

Entre ambos periodos la exposición se centra en el simbolismo de Maximilien Luce y Modest Urgell; el impresionismo y postimpresionismo de Claude Monet y Paul Gauguin, Joaquim Mir y Santiago Rusiñol; el retorno al orden de André Derain, Henri Matisse y Pierre Bonnard, de Joaquim Sunyer, Rafael Benet y Josep de Togores, la visión vanguardista de Georges Braque, Fernad Léger y Joaquín Torres-García.

La muestra fue presentada ayer en Girona con la presencia de la directora adjunta de la Fundación La Caixa, Elisa Durán, y la baronesa Carmen Thyssen, que además de dejar claro que en Girona se siente como en casa -veranea en Sant Feliu de Guíxols- dijo sentirse "emocionada" de ver unos cuadros que aunque pertenecen a su colección privada no ve muy a menudo.

Recordó que los presta continuamente a museos y galerías de todo el mundo, y que muchos de ellos incluso descansan almacenados en reserva, por lo que se ha mostrado encantada de reencontrarse con sus "compañeros", y en especial con los pintores catalanes, que siempre ha intentado que estén presentes por todo el mundo para subrayar su importancia histórica, confesó.

El montaje de la exposición, comisariada por el conservador de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Juan Ángel López-Manzanares, quiere, ante todo, poner de relieve los contactos entre los pintores catalanes y las grandes tendencias de su época y tiene un recorrido cronológico que va desde la demolición de las murallas de Barcelona en 1854 hasta la posguerra.

Está organizada en torno a cinco apartados: 'Naturalismo', 'Del postromanticismo al simbolismo', 'La mirada impresionista', 'Nuevos clasicismos' y 'Vanguardias', y tras su paso por Girona viajará a los centros de La Caixa en Lleida y Tarragona, pero no a Barcelona, donde sí irán algunas de las obras en una cesión al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) que se está ultimando.

Preguntada por el impacto de la subida del IVA en la cultura, la baronesa fue cauta al responder que la situación actual en general es "un nubarrón negro", pero que hay que ser optimistas y confiar en que todo irá bien, porque ser europeos conlleva cosas importantes, aseveró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios