Actual

Más de diez mil personas visitan el Festival de Jazz de Almuñécar

  • La mayor parte de los asistentes proceden de fuera, por lo que los hoteles también se han visto beneficiados

Chano Domínguez, con la diputada. Chano Domínguez, con la diputada.

Chano Domínguez, con la diputada. / g. h.

El Festival Internacional de Jazz en la Costa, organizado por la Diputación de Granada junto al Ayuntamiento de Almuñécar, ha mantenido en su trigésima primera edición un nivel de asistencia muy alto, rozando el 100 % de localidades vendidas. Todos los abonos se agotaron, así como las entradas para cinco de los seis conciertos, lo que obligó a la organización del Festival a ampliar aforo para las actuaciones de Cécile Mclorin, Kurt Elling y Paolo Fresu con Chano Domínguez.

Precisamente el gaditano, del que Fernando Trueba dice que "es quien ha situado a España en la historia del jazz", tiene el récord histórico de asistencia a este evento, cuando era gratuito, con 4000 personas ante él. Además, será galardonado con la Medalla de Oro de Jazz en la Costa de este año.

La numerosa demanda de entradas ha propiciado que esta edición haya colgado el cartel de 'todo vendido' apenas iniciados los conciertos. En total unas 10.000 personas han pasado por los conciertos del programa central y actividades paralelas. De los festivales públicos de la provincia de Granada, Jazz en la Costa es uno de los certámenes más rentables en su relación de presupuesto por número de asistentes.

El festival musical es un claro ejemplo de que la cultura también puede generar riqueza y empleo. De esta forma, la ciudad de Almuñécar ha registra un lleno casi total también en los hoteles, puesto que más del 75% del público que asiste procede de fuera de la provincia de Granada e inyecta una importante cantidad económica a la ciudad. Además, cerca de 30 personas han trabajado diariamente en la realización de los conciertos para que todos los aficionados disfrutaran del jazz.

El director del Festival, Jesús Villalba, destacó la progresiva proyección del Festival, incluido el sello de calidad de la Unión Europea, y la notable difusión que tiene en Europa y a nivel internacional, debido al escenario privilegiado donde se celebran los conciertos y la programación, que ha seguido manteniendo como seña de identidad una impronta eminentemente jazzística y sobre todo, el apoyo de un público fiel e incondicional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios