vicente amigo. guitarrista

"Mi pesadilla sería morir sin poder decirlo todo"

  • El tocaor, considerado el mejor de su generación, cerrará esta noche el Festival Tendencias de Salobreña

El sevillano llegó a ser gran amigo de otro grande del flamenco, Paco de Lucía. El sevillano llegó a ser gran amigo de otro grande del flamenco, Paco de Lucía.

El sevillano llegó a ser gran amigo de otro grande del flamenco, Paco de Lucía. / g. h.

Con una trayectoria de más de 600 conciertos realizados y de 600.000 álbumes vendidos en todo el mundo, Vicente Amigo está considerado como una de las mentes geniales de la guitarra flamenca además del gran tocaor de su generación. Sin necesidad de más presentación, el de Guadalcanal (Sevilla) será el encargado esta noche de cerrar la XXVI edición del Tendencias de Salobreña. El concierto tendrá lugar en la explanada del Pabellón de Deportes a partir de las 22 horas.

-¿Qué se esconde en este Memorias de los sentidos?

Quoniam sollicitudo pastoralis vera est causa, qua Ecclesia movetur ut id quod fideliter tradit renovet"

-Están presentes mis sentimientos, sin esconderse. Quería un disco más primitivo, con menos elementos y que pudiera llegar a ser bien entendido con la guitarra nada más. Con poca percusión para no distraer la atención con otras cosas. Nunca tienes claro el argumento, esa es la búsqueda.

-Hablando de memoria... tras una carrera tan larga como la suya qué recuerdo tiene grabado con más fuerza.

-Me marcó la primera vez que vi a Paco de Lucía de niño y ese recuerdo lo conservo claro como el momento que me di cuenta que quería ser guitarrista. He tenido la suerte de vivir muchas experiencias y conservo muy buenos recuerdos de muchas personas.

-Nunca le ha tenido miedo a otros géneros musicales, lo demuestran sus colaboraciones con Sting, Eliane Elias o el algeriano Khaled.

-La música al final es armonía, melodía y ritmo y me gusta cualquier forma de expresar esas tres cosas siempre que se haga bien. Es el idioma que compartimos los humanos en este mundo.

-¿El flamenco marida con todo?

-Creo que toda la música esta relacionada. Todos somos hijos de la madre música y siempre hay formas de entenderse con otros sonidos. Después de grabar Tierra me preguntaron cómo se me ocurrió mezclar música celta con el flamenco. Fue porque me vino de la forma mas natural posible. Escuché unos grandísimos músicos celtas y lo vi clarísimo. Igual que con otras músicas. Al final somos todos hermanos o primos que tenemos una relación familiar, algunos de una forma más lejana, pero todos relacionados.

-¿A qué artistas ajenos al flamenco admira?

-Siempre me ha encantado Pat Metheny. Wes Montgomery, Astor Piazzolla o Bach. Músicos como Sting, Mark Knopfler y Vangelis. Muchos la verdad. Y porque escucho menos música de lo que me gustaría, si no serían muchos más sin duda.

-Pese a ser un gran amante de la música ¿es de los que piensan que el flamenco debe mantener a toda costa su raíz original?

-Creo que las cosas deben de ser más naturales. No debe de estar uno preocupado por estar muy cerca ni muy lejos de esa raíz. El flamenco lo lleva uno dentro. Yo puedo hacer discos con orquestas clásicas, con grupos de Jazz o músicos celtas pero mi guitarra nunca dejara de sonar flamenca. -¿Cuál es su proyecto soñado?

-¡Ojalá fuese uno! (risas). La verdad es que tengo algunos que me hacen perder el sueño, cosa que para mí no es difícil. Me gustaría volver a componer con una orquesta. Volver a grabar con los músicos de Tierra. No sé cual sería mi proyecto soñado pero mi pesadilla sí, y sería morirme sin decir todo lo que me gustaría decir.

-Es usted el gran tocaor de su generación. ¿Por qué razón artística le gustaría ser recordado?

-Lo que más me motiva es cuando alguien me dice que mi música le ha llegado, que le ha dado un pequeño pellizco. El arte necesita receptores y mi deseo solo es que sigan existiendo.

-¿Cuál es el hilo argumental de Memoria de los sentidos?

-El olfato, el tacto o el gusto están en nuestra memoria, pero tienen memoria propia. En realidad, pienso que tengo menos memoria que mis sentidos.

-A la hora de tocarlo, ¿qué pieza disfruta más?

-¡La última! (risas). Sufro mucho antes y al principio del concierto. Pero una vez estoy cómodo y vamos todos a buen ritmo disfruto con cualquier pieza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios