Actual

"Este premio es el referente del cine español"

Nos espera en su despacho. Han pasado apenas diez minutos de la hora concertada para la cita. "Perdón por el retraso, he tenido que acompañar a los parlamentarios". Angeles González-Sinde (Madrid, 1965) ha sido la anfitriona de una delegación del Parlamento que ha acudido a la sede de la Academia para ver Los girasoles ciegos, la película de José Luis Cuerda que, con 15 candidaturas, es la favorita a los Premios Goya que se conceden esta noche. El despacho es amplio y funcional. Destacan un busto de Pilar Miró y dos prototipos de los Goya.

-¿Son los Goya hoy por hoy el gran referente del cine español?

-Sí, lo son. Lo que se propusieron los fundadores de la Academia hace más de 20 años es hoy una realidad. Ellos querían una plataforma que diera visibilidad a la cosecha de cada año del cine españo, y eso se ha conseguido plenamente.

-Estos premios dan una nueva vida a la película galardonada.

-Claro. La incidencia es muy clara en la taquilla. El año pasado, me contaba Jaime Rosales que sólo por las candidaturas que había obtenido La soledad, que ya había salido en DVD en diciembre, las ventas crecieron considerablemente. Y luego, cuando la película fue premiada, se reestrenó en salas y resultó ser muy rentable. Ése es el motivo de que existan los premios.

-¿Le preocupan las críticas a una ceremonia que cada vez concita más expectación?

-No. Debo tener una confianza muy grande en los profesionales que se encargan de la gala. Llevo tres años como presidenta, y nunca he tenido que preocuparme. Yo creo que va a funcionar muy bien. De todos modos, el hecho de que reciba tanta atención demuestra que el cine está muy presente en la vida de las personas, mucho más que otros entretenimientos.

-¿Tienen repercusión los Goya en otros países?

-En Iberoamérica, muchísimo. En Argentina se da en portada de diarios como Clarín. En Europa es más difícil, porque las fronteras lingüísticas y la fragmentación del mercado hacen que cada vez se distribuyan menos las películas.

-Pero de vez en cuando hay fenómenos como el de'Bienvenidos al norte'. ¿Por qué no somos capaces de valorar nuestro cine como los franceses el suyo?

-No hay muchos países en el mundo que tengan una cultura como la francesa, que la amen y la defiendan por encima de las demás. Son decisiones políticas que vienen muy de lejos y que no se hacen de un día para otro. Hay muchas cosas que aprender de los franceses, pero también de otros países como Alemania, que ha cambiado sus leyes recientemente, incluyendo incentivos fiscales y otro tipo de financiación del cine que puede ayudar a dar ideas para el futuro.

-De todas maneras, es complicado que el cine siga teniendo espectadores, si cada vez hay menos salas.

-Sí, se cierran salas; sin embargo España es uno de los países de Europa en los que más se va al cine.

-¿Le preocupa mucho la piratería?

-Es muy grave. Somos un país en el que la gente va al cine, y también el que presenta un índice de descargas ilegales que no es comparable con ningún otro país de Europa. En Francia o Estados Unidos la gente se ha habituado a comprar o alquilar las películas por internet de forma legal. Aquí la Policía detiene a los manteros pero no el delito por internet.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios