Actual

Los 'peores sueños' de Ray Smith se despiertan en Sandunga

  • El artista norteamericano presenta 'The bad dreams' en la galería de arte granadina

"A veces tienes que volverte imbécil porque, si no, las cosas se pueden poner demasiado serias, y ya bastante tenemos", declara el pintor tejano Ray Smith a propósito de su última exposición, The Bad Dreams, que se inauguró ayer en la Galería Sandunga de la capital granadina.

Los 32 malos sueños que Smith ha llevado a la ciudad de la Alhambra son, principalmente, caricaturas hechas con acuarela de él mismo, sus allegados, artistas o políticos del panorama estadounidense, como el presidente George W. Bush -paisano del pintor- cuyo rostro aparece con sombrero de vaquero simulando un globo.

"Yo empiezo a pintar algo y no sé cómo acabará el cuadro", confiesa Smith mientras señala un cuadro en el que aparece una caricatura de él sosteniendo y usando como micrófono su propio pene, que acaba en una imagen del músico Sammy Davis.

Smith, que ya ha expuesto The Bad Dreams en la Akira Ikeda Gallery de Berlín, aseguró que se divirtió "muchísimo" con esta colección, que empezó siendo una simple libreta de caricaturas en 2006 y que no se encuentra expuesta en su totalidad en la galería granadina. "He pasado días enteros en casa sin dejar de pintar, y a veces mi hijo me escuchaba reírme solo y venía extrañado para ver lo que estaba haciendo", explica. "Entonces, cuando el chico veía a su padre sostener un pene con la cara de Sammy Davis se limitaba a hacer el gesto del OK con la mano".

Además de en esta pieza, Smith se autocaricaturiza en algunos de los cuadros, así como a su esposa -que lo estrangula "con la mirada"-, uno de sus amigos o su mayordomo, Martín, quien sostiene una copa de Martini delante de un espejo. Los relojes son una de las constantes en la exposición y en toda su obra, asegura, ya que para él es "muy importante el paso del tiempo", y pone como ejemplo otro de sus cuadros, en el que las nalgas de una mujer inclinada hacia delante simulan dos de estos objetos. Parte de la muestra la integran cinco de sus "cuadros rojos", en los que utiliza una técnica pictórica más elaborada y que pertenecieron a una de sus colecciones anteriores.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios