The Jump Club

"El swing está en todo en la vida"

  • El sexteto abre mañana domingo una nueva edición de Jazz en La Costa

The Jump Club. The Jump Club.

The Jump Club. / R. G.

The Jump Club ofrece mañana domingo (23.00 horas) en la Plaza Nueva de La Herradura una propuesta enérgica, divertida y elegante, especialmente dirigida a los amantes del baile.

Se crea a partir de un interés común por la época dorada del jazz y el swing de las décadas 30 y 40. Con una configuración de sexteto formada por músicos de diferentes nacionalidades: batería, contrabajo, piano, trombón, saxofón y voz interpreta clásicos de Count Basie, Ella Fitzgeraldo Duke Ellington entre otros. Además algunos de sus miembros pertenecen a la comunidad de bailarines de swing, por lo que con su repertorio adaptan temas para bailar estilos como el lindy hop, balboa, blues, charleston o shag.

- Son el concierto de apertura del festival Jazz en la Costa ¿emocionados?

- Es un lujo, un placer y una responsabilidad.

- ¿El swing está de moda?

- El swing está en todo en la vida. Es complicado explicar. Está en una chica que pasea  por Ipanema,  está en el tiempo y sus leyendas, esté en un bailarín que reparte cartas, en las impresiones del sol, en canciones de amor y poemas desesperados,...

- ¿Pero no es una vuelta al pasado?

- Cualquier tiempo pasado fue diferente. Lo mejor siempre está por llegar pero sólo dura un instante.

- La imágenes antiguas de la era de swing son espectaculares...

- Por supuesto que sí. Ya nos gustaría poderlas vivir: tocar en el Savoy para tres mil bailarines habría sido una experiencia casi religiosa.

- Cada época tiene su banda sonora, y a la del swing le tocaron crisis y guerras...

- En época de crisis siempre se busca un escape y en un mundo de plástico, como el actual, hay mucha gente despertando y buscando una autenticidad que había en ese tiempo. Hacer las cosas sin esperar un resultado. Solo por el placer de hacerlas. No solo es propio de esa época, en los setenta, en lo musical también se vivió lo mismo.

- Hay quien sugirió que el jazz murió cuando dejó de bailarse, no sé si lo comparten...

- Jorge Pardo dice lo mismo del flamenco ("si puedes tocar una melodía mientras la bailas tienes soniquete"). El jazz le debe mucho a los bailarines pero los músicos se han olvidado de esto. El baile en pareja tiene muchos paralelismos con la música y músicos de jazz. Hay un montón de pequeños matices en la comunicación con tu pareja de baile, creas en el momento, escuchas, sugieres, acompañas, y todo se olvida en un instante.... Hasta el próximo baile.

- ¿Qué tal la experiencia en formaciones anteriores?

- Cada uno de nosotros viene de un background e influencias diferentes, somos una banda muy heterogénea pero que convergemos en un punto común. Las vivencias en formaciones anteriores nos ha encantado haberlas pasado; nos han enriquecido emocionalmente, y no hablo sólo de las buenas experiencias, pero hemos intentado (y conseguido) extraer lo bueno de lo malo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios