Actual

"Todo lo transmitido oralmente se va transformando con el paso del tiempo"

  • La formación músico-teatral, que emplea instrumentos prácticamente desaparecidos o que hay que encargar a luthiers especialistas, clausura esta noche el quinto festival de folk de la localidad de Orce

El grupo levantino Trencraclosques, junto con los castellanos Tradere, son los encargados de cerrar esta noche, a las 22.00 horas, la V edición de Orcefolk. Los conciertos se desarrollarán en la plaza de la Iglesia del municipio.

El grupo Trencraclosques vio la luz con una primera actuación el 15 de septiembre de 1996. Eligieron ese nombre, rompecabezas (Trencraclosques), "porque todavía estamos intentando descifrar el misterio de los misterios: ¿qué queremos?".

Ellos se definen como "una formación músico-teatral y teatro-musical, una colección de seres que reelabora, retrotrae y recuerda desde nuestra tradición pero en presente".

-¿Qué hacer con el cancionero tradicional? ¿Recuperarlo? ¿Rehabilitarlo? ¿O nada?

-Nosotros somos del parecer de recuperarlo a grosso modo, pero no queremos olvidar que los tiempos han cambiado, la vida va mucho más deprisa y las escalas de valores son diferentes, entonces sí que hay que revisar y reflexionar. En nuestras canciones a veces aparecen letras que sufren variaciones e incluso son nuevas por completo pero siempre explicamos al público el posible origen de la misma, su historia primigenia y cuál es nuestra pretensión a la hora de actualizarla. Al fin y al cabo, todo aquello que nos ha sido transmitido oralmente se ha ido transformando con el paso del tiempo adaptándose a diferentes lugares y situaciones ya que se trata de materia viva.

-Sus instrumentos son ya de colección de museo. ¿Dónde los encuentran?

-La verdad es que no es fácil encontrarlos puesto que no son muy corrientes y muchos de ellos sólo se pueden tener si lo encargas a un luthier y esto hace que tengan precios muy elevados. Requieren, además, especial cuidado ya que la climatología les influye bastante. También los viajes nos permiten conocer otros instrumentos tradicionales que se han ido sumando a nuestra actividad, como el rabab.

-Han presentado tres discos, y cada uno distinto del anterior y del siguiente. ¿Cómo son esas tres facetas de Trencraclosques?

-Pues sí, cada uno es diferente y tiene una orientación. El primero de ellos representa un resumen de nuestra andadura por ferias medievales donde afortunadamente aprendimos mucho tanto a nivel musical como a nivel de contacto con la gente puesto que las calles y las plazas son muy directas y nosotros siempre pretendemos mantener esa frescura. El segundo trabajo Illes flotants (Islas flotantes) fue una tarea ardua y digamos que una tarjeta de presentación dentro de la música folk y tradicional (tengamos en cuenta que nosotros venimos del mundo del teatro y la representación), un trabajo del que estamos muy contentos. El último está un poco más dirigido a docentes y pedagogos, puesto que también trabajamos en colegios, como herramienta para trabajar con los niños.

-¿Y se guardan más?

-Pues sí, esperamos que sí ya que acumulamos una serie de temas muy interesantes que nos gustaría sacar a la luz en un CD. De todas formas en nuestra web vamos colocando temas para que se puedan escuchar hasta que el nuevo proyecto tome forma.

-En el Mediterráneo suena desde Francia al Magreb, o al menos eso pasaba antes. ¿Ahora cuando oyen una caracola, qué escuchan?

-El sonido de la memoria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios