Actual

Se traspasa templo de la música negra

  • El Afrodisia Club, uno de los emblemas de la ciudad, busca nuevo propietario aunque, hasta entonces, continuará con su programación.

El Afrodisia Club acaba de cumplir su 15 aniversario colgando un cartel en las redes sociales que ha propiciado una cascada de reacciones: "Afrodisia cierra una etapa. Se alquila". El local regentado por Sr. Lobezno y José Gustavo Cabrerizo, bajista de Eskorzo más conocido como Pepegu, se ha convertido en este tiempo en uno de los grandes referentes de la escena 'negra' del país, llegando a tener un sello propio que se convirtió en 'objeto de deseo' de los grandes tótem de la escena afrobeat. El espacio de la calle Almona del Boquerón continúa con su programación aunque, según desvela Pepegu, ya han tenido alguna propuesta para alquilar la sala en las últimas horas. Cuando se concrete este momento, la recién inaugurada ruta del rock granadino perderá uno de sus buques insignia, después de que en los últimos meses también hayan echado la persiana la sala Polaroid, el Tornado o La Percha, garitos frecuentados por los músicos de la ciudad donde se pinchaba el mejor rock y pop de ahora y de siempre. "Y la cosa seguirá así porque cada vez hay menos gente en la noche y cada vez con menos dinero, es la crisis que de una manera u otra acaba afectando a todo", señala el 50% de Afrodisia Club, el local en el que Miles Davis, James Brown o Bob Marley se han dado la mano en los altavoces de la sala. "La música no es un negocio, los que seguimos en esto lo hacemos por puro romanticismo, porque esto dejó hace tiempo de ser rentable", continúa.

En este sentido, el bajista de Eskorzo incide en que no es una situación exclusiva de Granada. Ha estado actuando hace unos días en Madrid y ha podido comprobar sobre el terreno que la mitad de las salas de la capital de España han ido cerrando durante los diez últimos años.

Con todo, sus responsables no echan la culpa de la situación al Ayuntamiento. "La crisis ha propiciado que la gente no salga como antes, el negocio ha bajado muchísimo", señala el músico que, junto a sus compañeros de Eskorzo, también regenta otras locales imprescindibles de la escena musical granadina como BoogaClub o Planta Baja. ¿Un emporio de la música? "Más bien un lobby de deudas", responde Pepegu, que confiesa que para comprar el local hace tres lustros realizaron una fuerte inversión que ni de lejos está amortizada.

La iniciativa Granada, ciudad del rock tiene el objetivo de impulsar y contribuir a promocionar la calidad de la música pop, rock, fusión y nuevas tecnologías facturada en Granada, ayudar a que esa escena musical siga existiendo, cuidando a sus jóvenes promesas y sus espacios claves. "Es importante que nuestras instituciones, en vez de echar el cierre o poner multas a los locales, como ha pasado durante años, pongan ahora la música rock en su boca, es un cambio importante", señala Pepegu.

Pero lo que no puede hacer es llevar de la oreja a la gente a las salas de música, con un panorama en el que buena parte de los conciertos que se celebran no superan los cien espectadores. En este sentido, Afrodisia Club apenas ha ofrecido unas cuantas actuaciones en estos 15 años, pero es el gran referente de la música negra a nivel nacional, por cuyos platos han pasado los dj's de mayor prestigio. "No hay muchos locales como este en nuestro país, nosotros montamos Afrodisia inspirándonos en los clubes de música negra que había en capitales europeas como Berlín", recuerda.

El muro de Facebook se ha llenado las últimas horas de lamentaciones por la situación de la sala que, aunque sigue abierta, es más que posible que próximamente cambie la música reggae, rap y afrobeat por las nuevas canciones de David Bisbal. Eso sí, como escribe uno de los amigos de la sala en las redes sociales, "si todos los que se lamentan fueran a escuchar música la situación sería otra".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios