Actual

La triple erre del Festival: razón, rigor y riesgo

  • Las jornadas sobre la animación en los conciertos didácticos finalizan con una reflexión sobre todos los ámbitos

Diez años después, los participantes del Máster Universitario La animación en los conciertos didácticos, enmarcado en los Cursos Manuel de Falla del Festival de Música y Danza, se han vuelto a reunir en las Jornadas sobre la animación en los conciertos didácticos, que han constituido un foro donde los participantes han reflexionado y debatido sobre su formación, tanto en el campo orquestal como en el de gestión, creación, docencia e investigación. Sus pretensiones han sido puestas en práctica con éxito. Casi al completo, los miembros con los que contaba hace ya una década dicho máster han establecido sus conclusiones e impresiones en un seminario que se ha desarrollado entre el 6 y el 10 de julio.

En la última jornada se llevó a cabo una revisión de todo lo expuesto con anterioridad, y como colofón final se leyó el manifiesto propuesto por los integrantes, por la calidad y el desarrollo de los conciertos didácticos.

Diez años atrás, pocos sabían de los conciertos didácticos. Hoy es una realidad más o menos cotidiana en nuestro país. Muchas y variadas iniciativas de gran valor artístico y educativo se han acometido, pero junto a ellas también hay aspectos que necesitan ser reivindicados. Como comenta Fernando Palacios, asesor del Departamento de Actividades Pedagógicas del Teatro Real y experto en la tarea de acercar la música a todos los públicos, "la implantación y consideración de este trabajo no es una cosa de pocos años. En educación no hay ni cortos ni medios plazos, todos los resultados se verán con en el paso del tiempo". Esta afirmación se puede percibir en la propia repercusión actual de antiguo máster, la cual se ha tratado durante todas las jornadas.

Palacios apeló a lo que denomina las 3 erres, "razón, rigor y riesgo", apostando sobre todo por la última para que se pueda dar un paso más en la profesión y no se trabaje siempre sobre lo mismo.

Como explica Carmen Huete Navarro, coordinadora del seminario junto a Manuel Cañas Escudero, unas 30 personas han asistido regularmente a todas las jornadas, "no son muchos aunque sí muy representativos, pues provienen de multitud de sitios diferentes: Tenerife, Galicia e incluso México". Las Jornadas sobre la animación en los conciertos didácticos han pretendido sin duda, unir fuerzas para potenciar esta faceta educativa, partiendo de la base fundamental de "que el concierto no sea el único objetivo, sino que se entienda como parte de un proyecto educativo", como afirmaba la propia Carmen. Los recursos musicales, el panorama didáctico a nivel español, la investigación o la preparación de los conciertos, son tan sólo algunos de los puntos que han tratado los especialistas.

El primer seminario tuvo lugar hace 11 años, del cual surgió la idea de realizar el primer máster dedicado a esta materia. Las reuniones de estos días han dado lugar a la apertura del segundo seminario y tal y como ha indicado el director del Festival Música y Danza, Enrique Gámez, en su intervención en la sesión de clausura "hay deseo de continuar y plantear una nueva edición del máster". También señaló que una de las cosas importantes que hay que seguir potenciando es "la adaptación de los espectáculos a la capacidad sensorial y psíquica de los espectadores".

En relación a este tema, otro de los integrantes, Mikel Cañada Zorilla, coordinador de las actividades educativas de las Orquestas Sinfónicas de Tenerife y Euskadi, apuntó que en estos últimos años se ha potenciando el aspecto social de las actividades didácticas, "antes pensábamos en niños y niñas, en escolares, y ahora pensamos también en personas enfermas, en exclusión social, o en prisiones.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios